By Liza Noriega
Posted: Updated:
10 Comments

Mónica Mazariegos /Estudiante de Escuela de Ciencia Política / USAC /

Iniciemos diciendo que el conflicto armado interno fue una guerra civil entre el Ejército de Guatemala y el Estado enfrentados contra organizaciones civiles de distintos estratos sociales –entre ellos estudiantes universitarios y de institutos públicos, sindicatos, población indígena, campesinos, trabajadores, entre otros muchos-. Por puro formalismo se dice que fue un período de 36 años transcurridos entre 1960 y 1996.

Las causas de esta lucha son la cruda pobreza, la injusticia social, la carencia de educación y los sueños frustrados de una generación que vivió ante la intromisión de Estados Unidos en la primavera democrática de este país; aunque está claro que las causas no se limitaron a éstas. Internacionalmente podemos ubicar este conflicto en la Guerra Fría, proceso en el cual se enfrenta EUA y la URSS dividiéndo el mundo en dos bloques: países capitalistas y países comunistas y/o socialistas.

El número de muertos ascendió la cifra de 200,000, innumerables poblaciones indígenas arrasadas, y otro tanto de exiliados que huyeron de la represión del país. La violencia y crueldad sufrida por la población es inimaginable. Si buscamos una causa inmediata, directa y cercana de la violencia que hoy vivimos los guatemaltecos, allí la encontramos.

Ahora bien: si lo pasado es pasado, ¿por qué debemos seguir hablando de esto? ¿En qué nos interesa? ¿En qué nos ayuda?  Ésta es la pregunta esencial.

La construcción del futuro es la realización diaria y cotidiana del hoy. El futuro del ayer es nuestro presente. Si no nos gusta nuestro hoy, hagamos algo distinto hoy.

Considero que el conocimiento de nuestra realidad y pasado no debe detenerse jamás, aunque pasen siglos debemos seguir hablándolo. El primer hecho lamentable es que NO todos conocemos nuestra historia, por la tanto no demos por sentado que todos la conocemos.  Hablar sobre el conflicto armado interno nos propicia una ventana de discusión y diálogo sobre un hecho determinante para todos los guatemaltecos y guatemaltecas. Hoy se nos permite hablar lo que hace décadas fue silenciado, lo que fue prohibido; hoy hablamos libremente lo que a muchos les costó la vida.

Conozcamos, informémonos y hablémoslo sin cesar. Hablar sobre nuestro pasado fortalece la democracia y el futuro del país.

Ahora bien, ¿Qué nos corresponde hacer con el conflicto armado interno como nueva generación? Considero que las causas del enfrentamiento continúan vigentes hoy, no estamos lejos de esas mismas condiciones, las vivimos cotidianamente.

Como jóvenes debemos hacer algo por cambiar estas condiciones en que nos heredan a Guatemala. No somos culpables de lo que ocurrió, pero somos responsables de lo que ocurrirá.  ¿Nos conocerán como aquellos que iniciaron una transformación, o como indiferentes que no hicieron nada para heredar una mejor Guatemala?

Vivimos en una coyuntura particular. La necesidad de cambio es evidente en toda la población y sociedad. Todos clamamos por un cambio, todos nos cansamos de vivir como hoy vivimos, todos esperamos que pase algo.

Nuestra generación esta envuelta en una pasividad, un letargo e indiferencia. Por lo tanto nuestra lucha inmediata es que este ciclo sea roto y todos podamos ver nuestra realidad. Despertar las “ganas” de hacer algo y cambiar lo que nos aqueja como pueblo. La responsabilidad es de cada uno de nosotros y nosotras.

Tal vez al conocer el conflicto armado interno y hablar al respecto nos despierte la conciencia y se generen las “ganas” para hacer algo, algo que cambie nuestro entorno y nuestra realidad (por las vías pacificas, nadie está buscando otro enfrentamiento bélico).

La radiografía de Guatemala no es muy prometedora si como generación no tomamos el lugar que nos corresponde y actuamos. Si algo nos enseñaron los mártires de nuestra historia es a no morir sin haber dado la vida en la lucha de una mejor Guatemala, ¡ES HORA DE ACTUAR!

Hablemos del Conflicto Armado Interno.

About the Author

Editora. Creo que los momentos y emociones vividos junto a otros son los que realmente nos construyen en este mundo, más allá de las teorías y contenidos.
Politóloga, un poco escéptica, fiel creyente de la educación.

Related Posts

¡Qué rico que es comer!, se lee en la publicidad de una cafetería. ¡Qué rica la comida!, exclaman...

El pasado miércoles 11 se conmemoró el Día Internacional de la Niña, impulsado por las Naciones...

Un día de estos, salí con mi hermana a pecar con postres y cafés. Poniéndonos al día, riéndonos de...

10 Comments
 
  1. Gustavo Alvarado / 01/03/2012 at 16:10 /Responder

    Verdad tan cierta, pero tan indiferente para muchos; dar a conocer y seguir luchando por la transformación de nuestra Guatemala.

  2. camille / 15/09/2012 at 12:58 /Responder

    porfa ponga un listado de paise que tuvieron conflicto interno por causa del socialismo

  3. ana / 04/06/2015 at 11:57 /Responder

    es una verdad que a enfrentado el país pero lastimosamente muchos se hacen ajenos a ello y hoy en día los ricos siguen explotando a los nativos y la realidad de hoy es el sistema de la corrupción que no cesa

  4. Cinthia Ahilon / 02/09/2015 at 20:53 /Responder

    un pais sin memoria histórica esta condenado a repetir los mismo errores.

  5. jimena / 14/10/2015 at 08:31 /Responder

    que mal no tienen corazón por el país solo piensan en ellos y el país les vale un comino!!!!!

  6. Luis Vega / 25/04/2016 at 23:23 /Responder

    Quienes por su tozudez, se embarcaron en la guerra de guerrillas que tenian como objetivo la toma del poder por las armas, el terrorismo y dejaron por un lado la formacion social de desarrollo del campesino. del indigena y de la poblacion mas pobre, ( No indigena ). Cometieron grandes errores. como lo fue´ integrarse a un movimiento Politico Religioso cuyos lideres fomentaron desde la iglesia Catolica la TEOLOGIA DE LA LIBERACION. . Si en lugar de la lucha armada, de la que hoy ninguno se hace responsable y solo siguen jusitificandola, se pusieran a organizar desde el corazon de las comunidades un gran esfuerzo por la educacion y adiestramiento tecnico, en la agricultura, y la capacidad de reducir una vergonzosa taza de natalidad, en donde no es un secreto que son los mismos padres los que abusan sexualmente de sus hijas y los niños son mano de obra casi esclavizante trabajando para los papas , por ello no dejan de escapar de las aldeas jovenes mujeres que migran a la Capital a buscar trabajo como domesticas y los varones a trabajar en lo que sea incluso como policia privado, soldados o cruzan fronteras para llegar a los EEUU, – Lastimosamente ningun Politico pareciera importarle las grandes masas de jovenes desempleados, niños muriendo de hambre, y todos los servicios sin excepcion estan quedando cortos para cubrir tanta necesidad de la poblacion que mas se reproduce, coincidiendo que los menos educados, mas necesitados, son los que mas hijos tienen..

  7. Manuel Hernandez / 21/08/2016 at 10:15 /Responder

    No tengo intencion de ofender a nadie, pero un articulo tan interesante como el expuesto anteriormente, no merece un comentario tan desatinado como el que expresa el Sr. Luis Vega, el cual mezcla varios elementos al mismo tiempo que pierde objetividad al satanizar a los sectores mas desposeidos de Guatemala…..Este caballero acusa a nuestros indigenas y sectores pobres de su desgracia…olvidando la injerencia extranjera, la explotacion a que nos someten la oligarquia criolla y sus aliados…..

  8. Mateo RamÍrez Bernal / 22/09/2016 at 11:01 /Responder

    solo quisiera saber …
    ¿que paso con los grupos involucrados en el conflicto armado?

  9. linda / 13/02/2017 at 17:20 /Responder

    este fue un conflicto que no solo nos deberia dar igual sino que nos deberia poner a pensar no solo en el sufrimiento que todos estos indigenas sino que hoy en dia se sigue dando ya que el pobre siempre es afectado y el rico se llena mas de dinero se gozan en la pobreza e ignorancia de los pobres y nuestro sistema politico aun sigue asi y no creo que logre cambiar ya que el dinero para ellos lo es todo cuando en realidad vale mucho mas lo que ellos no tienen un poco de paz interior el otro punto que debamos resaltar es que los indigenas eran discriminados y debemos preguntarnos porque ellos porque acaso tienen algo que los demas no que ellos no hacian nada para merecer castigos como los que tenian ellos tuvieron que irse a vivir a las montañas que clase de vida tuvieron que pasar cuantas personas murieron cuantas vidas aun son afectadas cuando se fueron a las montañas tuvieron que aprender a sobrevivir en las montañas ellos creian que mientras mas se instruian podrian defenderse mejor por eso ellos trataban de alfabetizarse para no seguir con la vida que ellos tenian los niños todos ellos quedaron huerfanos en su gran mayoria no tenian suficientes recuersos para poder tener una alimentacion balanceada y sobre eso los militares llegaban a quitarles lo poco que ellos tenian
    no era justo y no sabian poruqe ellos estaban siendo tratados asi ellos pensaron que por ser pobres pero la realidad no se sabe

  10. Erick / 07/05/2017 at 10:34 /Responder

    La época del conflicto armado fue una etapa muy lamentable para los guatemaltecos, dejemos de decir los indígenas, todos somo iguales. El conflicto tuvo origen por un grupo de linea comunista que en aquella época, que quiso tomar el poder a la fuerza. El Estado lo que hizo fue defender su soberanía y muchos poblados quedaron en medio de las dos fuerzas, asi sucede en este tipo de procesos y esta mal no digo lo contrario. En cualquier conflicto hay dos partes y las dos partes actuaron en la búsqueda de su objetivo. Una de las partes era plenamente identificable y la otra parte no, así de simple. Es como que quisieran entrar en tu casa y sacarte por la noche y no sabes quien es el bueno y quien no. La pregunta es quien tenia la razón, en ese momento. Creen que tendrían libertad de expresarse en este blog si el comunismo hubiera ganado en esa época. La situación no es fácil en este momento pero podría ser peor. Ahora me pregunto por que solo en Guatemala seguimos metidos de esta forma en el pasado? Acaso no hubieron hechos iguales o peores en otras partes del mundo: Korea, Vietnam, Irak y en estos momentos en medio oriente. Por que las potencias que están involucradas no tienen los problemas que tenemos nosotros para resolverlo como sociedad. Creo que ellos están claros y confían en sus autoridades, cosa que no pasa en Guatemala lamentablemente. Ahora ni las autoridades pueden actuar porque sus mismos actos en defensa propia o de alguien mas como cualquiera de nosotros los podrían llevar a la cárcel. Por otro lado un montón de entidades internacionales que “viven” de mantener vivas estas diferencias. Y como podemos salir de esto…. Creo que nos debemos involucrar y buscar lideres con intereses realmente patrios y no personales. Pensar y actuar nosotros sin que otros vengan a manipular las cosas. Crear las condiciones para vivir en paz.

Leave a Reply