By Ana Raquel Aquino Smith
Posted: Updated:
0 Comments

Ana Raquel Abril 1

Ana Raquel Aquino / Opinión /

Datos de la mano de obra barata y el por qué no somos broma, Jimmy.

Según la ONU hay más de 232 millones de migrantes alrededor del mundo. Ósea que el 3.2% de la población mundial no vive en su país de origen.

Los principales destinos para migrar son Europa occidental, Rusia, Estados Unidos y Canadá. Asimismo, también son países receptores de migrantes (en mayor o menor medida): China, Japón, Brasil, Argentina, entre otros.

En nuestro país, la población migrante es de 1.8 millones de guatemaltecos casi 2. En otras palabras, el 12% de la población de Guatemala es migrante. Ahora bien, el 97% de esos casi 2 millones de guatemaltecos se va a Estados Unidos. El otro 3% restante está dividido pero hay una gran mayoría que reside temporalmente en México como población migrante flotante, esto quiere decir “en espera” ¿de qué? pues de su destino final: Estados Unidos.

Se estima que casi un millón de guatemaltecos se encuentra viviendo ahora en California. Encontramos paisanos también en Nueva York, Houston, Miami y Chicago.

Guatemala no solo “expulsa” migrantes también es un país receptor por su locación geográfica. Casi medio millón de centroamericanos se encuentran en situación de población migrante flotante dentro del país (en las áreas fronterizas con México como San Marcos y Huehuetenango).

Dentro del país de la eterna primavera existen migrantes de retorno, de tránsito e internos. Internamente se producen 2 fenómenos de migración: por materia laboral que suelen ser cíclicos, generalmente por trabajos agrícolas y a los centros urbanos, por oportunidades de trabajo y centralización de la inversión.

¿Todavía no impresionan las cifras? Entonces hablemos de dinero, de remesas.

Del 12% de la población migrante el 60% de ellos se encuentran en situación irregular no obstante envían anualmente al país más de 6.28 mil millones de dólares en concepto de remesas. Lo que equivale a unos 48 mil millones de quetzales[1].

Para que nos hagamos una idea, el Presupuesto de Ingresos y Egresos del Estado es de 70 mil 796 millones de quetzales. Las remesas equivalen aproximadamente el 68.57% de nuestro presupuesto anual.

Según el gerente económico del Banco de Guatemala, el promedio de envío es de $350.00 al mes. Casi igual que el salario mínimo establecido para 2016.

¿Por qué la mano de obra barata no es broma?

No es chiste el miedo, la aflicción, el desapego, la tristeza, el despojo que estas personas hacen de su realidad en busca de una vida mejor. No es chiste porque no es justo. La desintegración familiar y el desarraigo familiar son dos de las muchas consecuencias negativas que la migración tiene para el país. Hay familias enteras que dejan de existir en menos de un año porque el padre se ha ido y le sigue la mamá, los niños se quedan en casa de los abuelos o de los tíos y crecen con ellos, sin ejemplo parental con el riesgo que conlleva no estar a cargo de los propios hijos en una sociedad como la nuestra.

En el año 2015 más de 70,000 niños y niñas no acompañados trataron de buscar “el sueño americano” que para ellos no es más que ver a sus padres de nuevo.

Hace no mucho que fui a un foro sobre migración. Una de las expositoras mencionó lo difícil que es hablar del migrante, su situación al atravesar fronteras invisibles llenos de peligro y crimen organizado. Habló también del familiar “que se queda, el que no se va”. Resulta que ellos también viven una especie de duelo, de destierro. Muchos de ellos, son ellas. Mujeres que ahora viven solas con sus hijos porque el marido fue a trabajar duro, a vivir con otros 8 ó 10 guatemaltecos en un cuarto perdido en Los Ángeles, a pasar sus días de cajero o albañil.

Ni hablar de los que regresan y se encuentran en el limbo. Ni de allá ni de aquí. El año pasado hubo 26,097 deportados, un 42.5% menos que en el 2014 donde hubo 45,424 deportados esta baja se debe nada más y nada menos que por motivos políticos.

El señor Presidente, en disque broma, dijo que ofrecía (nos ofrecía) mano de obra barata para la construcción de un muro fronterizo entre México y Estados Unidos el cual pretende detener la migración. Este muro es parte de la propuesta del candidato republicano Donald Trump y ha tenido una fuerte aceptación entre sus electores conservadores.

Según Jimmy, era en broma pero la propuesta de Trump no puede ir más en serio. Varios medios a nivel mundial han calificado al señor Trump como un egocentrista que, al final, no le importa nadie más que el derecho de su nariz. No por nada la BBC hizo un artículo resumiendo las 9 amenazas para la estabilidad global que representa Trump.

Todos conocemos a un migrante. A un hijo de un migrante, a un esposa de alguien que consiguió trabajo en los Estados y “gracias a Dios le dieron la visa”. Todos sabemos de un tío o primo que se fue para “vivir mejor”, para que los suyos en un futuro “vivan mejor”. El artículo 1 de la Constitución indica que el Estado se organiza para proteger a la familia. Tenemos a 2 millones de familiares perdidos en algún lugar de esta gran chibola azul y eso es todo menos broma.

[1] Artículo de El Periódico sobre nuevo récord en el ingreso de remesas en 2015: http://elperiodico.com.gt/2016/01/07/economia/nuevo-record-en-el-ingreso-de-remesas-familiares/

Imagen

About the Author

Defensora de la rebeldía justificada en principios éticos universales.
@ana_cosmica

Related Posts

Guatemala es un país en donde muchas de las historias que se cuentan sobre grandes personalidades...

En nuestra sociedad el machismo está normalizado. Es tan normal que, desde pequeñas, a las mujeres...

Actualmente en el país existe un auge en el sector de la construcción de vivienda a nivel mundial,...

Leave a Reply