By Luisa Mirón
Posted: Updated:
0 Comments

A cuántos de ustedes ya se les antojo el típico churrasco chapín con tan solo leer el título? Creo que a la mayoría.

Muchas veces tenemos ganas de salir un domingo en familia, disfrutar al aire libre, ir a comer una buena carne, unas papitas asadas con chirmol y mucho picante; pero siempre se nos vienen a la mente los mismos centros comerciales, los mismos restaurantes, la típica ida a La Antigua y pocas veces nos recordamos del mercado de San Lucas.

Foto: Luisa Mirón

Recientemente visité el Restaurante “El Rincón de la Finca” ubicado en San José el Tablón, Fraijanes (Km. 21 Carretera a El Salvador), donde tuve la oportunidad de ir un domingo con mi familia y para agregarle, era día de Clásico. Entonces, como era de esperarse, estaba lleno pero a pesar de que había mucha gente, el lugar es bastante amplio y no solo se tiene el restaurante, sino también hay un área en la que se pueden realizar eventos.

Me enteré del restaurante por medio de una recomendación que luego me llevó a investigar sobre todo, las opiniones que tenía en Facebook. No siempre me dejo llevar por éstas, es por ello que siempre me atrevo a probar lugares nuevos y darme yo mi propia reseña.

Soy una persona amante del churrasco y es por eso que ese domingo mi familia y yo, nos decidimos por probar este lugar. Desde que llegamos la atención estuvo muy buena y sobre todo el clima del lugar estaba delicioso. Con estos calores, estos lugares nos caen de perlas para ir con todo el familión y pasar un lindo momento.

Foto: Luisa Mirón

Lo que más me llamó la atención del menú, fueron sus bebidas poco comunes; tienen las típicas y las que te dejan con antojo de probar. Definitivamente la comida estaba deliciosa. Después de terminar ese gran churrasco, te das cuenta que son de esos momentos en donde te quedas satisfecha y llena para todo el día. Un detalle muy importante del lugar es que dentro del restaurante ofrecen el servicio de unas crepas muy deliciosas que son hechas de una manera original y quedan re bien para el postrecito.

Foto: Luisa Mirón / Maracuyazo

Definitivamente, es un lugar muy familiar y aunque para algunos les quede muy lejos, vale la pena ir y conocer las nuevas opciones que tenemos para desayunar, almorzar o tener un buen rato con nuestros familiares.

Espero que se hayan quedado con la duda de ir y darse una escapadita un domingo fuera de la ciudad.

 

 

 

 

 

Related Posts

Rosa Izabel Sal/ La Convención de los Derechos del Niño fue ratificada por el Estado de Guatemala...

Este es el relato de la historia de doña Jacinta y don Sergio*. Me asignaron el caso cuando era...

No todo en esta vida tiene que ver con izquierdas ni derechas. Hay problemas y fenómenos que van...

Leave a Reply