By Brújula
Posted: Updated:
0 Comments

Eres un pequeño poema de amor

atado a un cordel de color sombra antes de mañana

y precisamente ahora me falta el verso que sigue donde revelaría tu nombre

y sabrías lo que yo no sé.

 

Este infierno que ahora me consume no se compara con el que tenía

seguramente dejaré de ser olvido muy poquito

el destino apagará mis llamas con el agua bendita de la indiferencia

mañana vivir será solo otra cicatriz sin nombre

solo otro pobre que tendrá el reino de los cielos

 

este infierno que ahora me consume no se compara con el tuyo que me ignora

porque aquí el olvido llega pronto

porque aquí el terror vive siempre

porque cada día es un poco ayer y nadie se da cuenta

porque Dios para sorprendernos se tendrá que esforzar mucho.

 

Autor: Oteño*

Luis Alfredo Aguilar Contreras

 

Imagen

About the Author
Related Posts

Seguramente has estado en un restaurante que tiene  comida muy rica, pero a veces no te sentís...

El David de la Justicia decidió enfrentar al Goliat de la impunidad. Sabía que tenía que hacerlo...

Recién regreso de la plaza, mi cabeza se mueve a mil ideas y sentimientos por minuto. Así que...

Leave a Reply