By Brújula
Posted: Updated:
0 Comments

 

Como investigadores sabemos que la Región Centroamericana y especialmente Guatemala ha experimentado en los últimos 20 años una transformación acelerada en el cambio del uso del suelo de rural a urbano, de manera espontánea y sin ningún tipo de norma, en muchos casos respondiendo a la demanda del mercado.

Además hemos visto cómo el cambio de las actividades productivas, primordialmente las agrícolas y forestales, por las industriales y de servicios han provocado en el territorio un cambio en sus dinámicas socio-espaciales y en el propio desarrollo económico. El crecimiento de población principalmente en áreas rurales, en donde se presentan las tasas de fecundidad más altas y los flujos migratorios de población joven, que buscan seguir estudiando o encontrar oportunidades de trabajo que contribuyan a mejorar sus condiciones de vida, hacen que la migración campo ciudad se acentúe cada vez más.

La tendencia para Guatemala en los próximos 15 años es una población urbana predominante, alcanzando el 75% de la población total (22,5 millones de personas para 2032), la mayor parte población joven concentrada en las ciudades intermedias y centros poblados emergentes.

Este incremento de población en las áreas urbanas, nos hace reflexionar que se precisa de un modelo de desarrollo territorial incluyente, equilibrado, equitativo, ordenado y sostenible, que promueva construir ciudades y ciudadanía para mejorar las condiciones de vida de todos. La Agenda Urbana de Guatemala afirma que: “La transición urbana es más que una transición estadística, es un cambio en el funcionamiento y organización de los territorios, en su gestión y en el estilo de vida de los ciudadanos que allí viven”.

En este sentido buscamos con el PCU, sistematizar la caracterización y predicción del crecimiento urbano en los territorios emergentes priorizados del país, en los ámbitos ambiental, socio-cultural y económico en función del uso y acceso a los recursos, suelo, agua y energía, por lo que hemos definido indicadores urbanos de sostenibilidad aplicables a la Cuenca del Río Grande, como ámbito piloto.

La construcción del perfil es resultado de un proceso que hemos iniciado a finales de 2016 consistente en recopilación de información y generación de datos, que luego de ser analizados reflejarán hallazgos significativos respecto al fenómeno del crecimiento urbano, su evolución histórica a través de análisis multi-temporales; su situación actual, a través de análisis socio-espacial y su proyección futura mediante modelos predictivos con escenarios tendenciales y óptimos.

Nuestro interés como equipo de investigación es desarrollar analogías que lleven a representar ideas y escenarios que definan condiciones futuras que puedan extrapolarse, basados en la observación de lo ocurrido en el pasado y lo que ocurre en el presente, para presentar resultados que faciliten la comprensión del fenómeno y contribuyan de manera positiva a los gobiernos locales en la toma de decisiones.

Es así como el INCYT visualiza al Perfil del Crecimiento Urbano de Guatemala, como una herramienta de gestión con información y datos pertinentes que contribuirán a generar políticas públicas y acciones estratégicas encaminadas a alcanzar un desarrollo urbano sostenible del país en el largo plazo.

Autor: Mario Mansilla

 

About the Author
Related Posts

El pasado 30 y 31 de mayo se realizó en las instalaciones de la Universidad Rafael Landívar el II...

Análisis del crecimiento de la Ciudad de Guatemala con enfoque de metabolismo urbano. El...

Leave a Reply