By Brújula
Posted: Updated:
1 Comment

Alexander Orzoco/ Colaboración/

“Sólo volveré a estar entre vosotros cuando todos hayáis renegado de mí.  Entonces buscaré con otra mirada a mis ovejas perdidas, hermanos míos, y  entonces os amaré con otro amor”.
Friedrich Nietzsche, Así Hablo Zaratustra, (1883)

Desde la antigüedad el hombre ha creado (inventado) a dioses para sentirse protegido de las fuerzas de la naturaleza que lo hacen sentirse vulnerable, como si fuera un niño indefenso ante un ambiente hostil que lo puede dañar, que necesita de la reconfortación de un padre para sentirse protegido.

El Homo sapiens sapiens ha recurrido desde la antigüedad al animismo para poder explicar los fenómenos de la naturaleza (la vida, la muerte, la destrucción, la enfermedad física y mental). Freud en su libro Tótem y Tabú (1913) refiere que En las culturas primitivas el mundo se concibe como poblado de un infinito número de seres espirituales, benéficos y maléficos, a los cuales se atribuyen los orígenes y causas de todos los fenómenos naturales. Con el tiempo la fase animista fue sustituida por la religiosidad.

En Guatemala es típico el fundamentalismo religioso, ya que cada cosa buena que hace el guatemalteco común, como por ejemplo ganar un millón de quetzales, ganarse un carro, o salir bien de un accidente, se le atribuye como una acción buena de Dios hacia la persona. Es arrogante, narcisista, pensar y afirmar que Dios nos está dando estas bendiciones. ¿Por qué Dios ayudaría a  un ciudadano promedio y no a un necesitado hambriento de África o a un niño en desnutrición? ¿Por qué Dios actuaría de esa forma? Cada acción que cometemos es responsabilidad de nosotros mismos, tenemos que madurar para poder desligarnos de la fantasía religiosa, aunque es lamentable que en Guatemala a la mayoría de personas no les interese la ciencia, y rechacen la teoría de la evolución.  Esto nos impide progresar como personas y nos da un retroceso a la edad media por tener este tipo de pensamiento medieval.

Muchos de los guatemaltecos a quienes les he preguntado: ¿por qué creen en Dios?, me responden de la siguiente manera vaga: Creo en Dios porque desde niño me enseñaron esta doctrina” y cuando les he preguntado como prueban esto contestan: “simplemente lo creo por fe”. Esto se puede aplicar al  Credo Quia Absurdum (lo creo porque es absurdo), quiere decir que las doctrinas religiosas se encuentran por encima de la razón del ser humano.

Freud estudia y ve a la religión como una psicopatología que convierte al individuo en un enfermo mental, ahora en la actualidad podemos ver que muchas de las tragedias (guerras)  que vive el ser humano se proporcionan por sus creencias religiosas.

Muchas de las personas fundamentalistas en Guatemala nunca leen toda la Biblia y algunos ni siquiera la leen sino creen en Dios por el sistema cultural que existe en el país, por la educación que han tenido desde pequeños y por la doctrina que les han inculcado. Para poder ver las maravillas de la vida tenemos que desprendernos de lo que nos limita a ver el mundo de una forma limitada, por eso hay que ver el cosmos de una manera gloriosa y espectacular que solo la ciencia puede otorgarnos.

Freud tomó de las ideas de Darwin en las que el hombre vivió primitivamente en hordas donde había un macho Alfa o desde el punto psicoanalítico, un padre que tenía la gran libertad de poder tener a cualquier hembra de la horda, ya sea una hija o cualquier otra mujer a su disposición.  Al ver esto, los hijos imitaron la conducta del padre, pero al ver que el padre era más fuerte que ellos, cedieron. Tiempo después los hermanos se reunieron y cometieron el acto de parricidio. Así mataron al padre y se quedaron con las mujeres de la tribu; sin embargo, al ver que este acto de asesinato era peligroso, tuvieron que cambiar  su  sistema social, religioso y moral, de manera que los restringieran de la culpa de volver a cometer el acto incestuoso y de parricidio, y poder así mantener una estabilidad en la cultura.

Freud en su libro Tótem y Tabú  (1913) comenta que “El psicoanálisis nos ha enseñado, en efecto, que el hombre posee en su actividad espiritual inconsciente, un aparato que le permite interpretar las reacciones de los demás, esto es, rectificar y corregir las deformaciones que sus semejantes imprimen a la expresión de sus impulsos afectivos”. Todavía en 1972, Pablo VI consideraba al psicoanálisis tan peligroso como las drogas o la pornografía, refería que el psicoanálisis es un fango que amenaza con contaminar al hombre de nuestro tiempo”.

Una de las conclusiones a las que se llega al leer el libro Tótem y Tabú es que el futuro de la religión es ser superada por una concepción no mitológica de la vida, como las ciencias y el psicoanálisis.  Freud en su libro “El porvenir de una ilusión” (1927) afirma que  “Las doctrinas religiosas no son un tema como cualquier otro, en el que se pudieran ver las cosas con ligereza, pues nuestra cultura está edificada sobre ellas”.

La filosofa guatemalteca Margarita Carrera en su libro “El Desafío del Psicoanálisis Freudiano” (1988) refiere que tanto las teorías de Darwin y Freud son consideradas por la Iglesia como herejías, por tocar el narcisismo humano, al recordarle que también posee instintos animales y que no difiere en mayor grado que cualquier animal, solo el uso de la razón nos da la diferencia. Aunque ahora sabemos que la soberbia del hombre ha triunfado sobre las verdades freudianas.

Muchas personas me dicen que Dios es bueno, pero no toman en cuenta que su dios es intolerante, genocida, y hasta sádico.  El filósofo y neurocientifico Sam Harris en su libro El fin de la Fe” (2004) comenta que podemos echar un vistazo al Deuteronomio que nos muestra que Dios tiene muy claro lo que debe hacerse en caso de que tu hijo o hija vuelva de clase de yoga defendiendo la adoración a Krishna.

“Cuando te incitare tu hermano, hijo de tu madre, o tu hijo, o tu hija, o la mujer de tu seno, o tu amigo del alma, diciendo en secreto: «Vamos y sirvamos a dioses ajenos, que ni tú ni tus padres conocisteis, a los dioses de los pueblos que están en vuestros alrededores, ni los cercanos a ti ni los alejados de ti, desde un cabo de la tierra hasta el otro cabo de ella». No consentirás con él, ni le darás oído; ni tu ojo le perdonará, ni tendrás compasión, ni lo encubrirás. Antes habrás de matarlo; tu mano será la primera en golpear para matarlo, y después la mano de todo el pueblo. Y has de apedrearlo con piedras, y morirá; por cuanto procuró apartarte de Jehová tú Dios, que te sacó de tierra de Egipto, de casa de siervos”. [Deuteronomio 13:6-11)

Sola la ciencia podrá darnos un significado y un sentido a la vida.

Como afirma Freud al final de su obra “El porvenir de una ilusión” (1927):  Nuestra ciencia no es una ilusión. En cambio, sí lo sería creer que podríamos obtener de otra parte lo que ella puede darnos” .

“El demonio es quien tiene una visión más amplia de Dios; por eso se mantiene tan lejos de él. Y no olvidemos que el demonio es el amigo más viejo del conocimiento.”
By Friedrich Nietzsche, Más allá del Bien y del Mal, (1886).

Imagen: Unsplash

About the Author
Related Posts

El lunes 25 de septiembre, una docena de representantes de organizaciones de sociedad civil y...

¡Qué rico que es comer!, se lee en la publicidad de una cafetería. ¡Qué rica la comida!, exclaman...

El pasado miércoles 11 se conmemoró el Día Internacional de la Niña, impulsado por las Naciones...

One Comment
 
  1. Williams / 09/06/2017 at 11:10 /Responder

    Realmente he pensado mucho en esto, ese ser llamado dios es una creacion mas del ser humano para darle respuestas a lo que no conoce o no encuentra un sentido, es un hecho que lo que sucede en la niñes repercute conciderablemente en la vida adulta como la creencia en un dios impuesto por una sociedad en el caso de guatemala, un porcentaje elevado cree en dios por ser parte de la cultura y no de una decicion propia, deja crecer a un niño sin inculcarle a dios y este no creera, las enseñanzas en la niñez como el ir a la iglesia, a misa entre otros afectan al niño, por ejemplo si vamos al inconciente todos alguna vez dijeron “dios no te querra, o eres hijo del diabo, o pero aun tu entristeces a diosito y lo haces llorar” son comentarios que inconcientemente marcan la vida del niño y crecen con estas ideas que se combierten en ideales lo que lleva a una creencia de un dios en el caso de guatemala al dios judeo-cristiaon.

Leave a Reply