By Justicia Ya
Posted: Updated:
1 Comment

La diversidad sexual, se considera un tema que divide a una  sociedad como la guatemalteca. Sin embargo, desde 2015 las experiencias de movilización ciudadana, nos han demostrado que la construcción de un nuevo sistema político pasa por reconocer y respetar las diferencias. Reconocer la diversidad sexual e identitaria de cada uno de nosotros, es necesario para transformar a nuestra sociedad.

Entre el apoyo y el rechazo

En junio de 2013, una campaña publicitaria en vallas, camionetas y redes sociales, mostraban a tres mujeres y un hombre para reducir el estigma y discriminación hacia los grupos de gays, lesbianas, bisexuales, transexuales y demás grupos de la diversidad sexual. Uno de ellos leía “soy enfermero, deportista, responsable y soy gay”.

La polémica no se hizo esperar; grupos extremistas religiosos argumentaron que la campaña atentaba contra la moral y las buenas costumbres, y generaron presión para retirar los anuncios y por ejemplo, en el cine estuvieron publicados como un día.

Las muestras de apoyo a representantes de la comunidad LGBT, han crecido y se han manifestado con más fuerza en últimos años. Días atrás, algunas instituciones públicas y algunas empresas acuerparon tanto la marcha, como el movimiento LGBT. Y como JusticiaYa, nos sumamos a la causa y apoyamos la marcha de la diversidad sexual del pasado 24 de junio, haciendo pública en nuestras redes una imagen.

Pero así como con la campaña del 2013, las muestras de apoyo parecen ahogarse en el ruido de los discursos y comentarios de odio. “Hasta aquí. No comparto esto”, comentó una persona. “¿Diversidad sexual? No existe tal cosa, sólo hay dos sexos, masculino o femenino, hombre o mujer, macho o hembra” comentó otro. Y uno peor: qué asco, vergüenza les debería de dar, me imagino que detrás de estas páginas hay un montón de gays enclosetados, sean lo que quieran ser pero no me lo impongan, varón y hembra los creo dice Génesis”.

Esto parece contradictorio, con los propios principios cristianos basados en el amor al prójimo de donde proceden estas críticas. Y es que nos hemos acostumbrado a marginar ciertos grupos de personas y hemos creado un país donde no es seguro amar y ser distinto, pero es justo eso lo que nos proponemos cambiar.

Tejer desde la diversidad

Para nosotros en JusticiaYa, la importancia de botar estos prejuicios, no pasa únicamente por reconocer la dignidad de cada persona, dentro de su diferencia y su preferencia sexual y de identidad, sino también, el reconocimiento legal de la diversidad sexual. Esto es sumamente importante y por eso apoyamos la lucha de colectivos y organizaciones activas que trabajan por ello.

¿Cómo vive una mujer transexual, por ejemplo, la situación generalizada de corrupción e injusticia que nos preocupa a todos? Además de la incapacidad del Estado de garantizar acceso a la justicia para todos, una mujer trans tiene especial dificultad en un país que se ensaña contra su mera existencia; cuyas instituciones públicas de justicia, dan por descontado los crímenes en su contra y sus funcionarios también son presa de los propios prejuicios.

Es por ello, sumamente, importante que las instituciones y empresas adopten una perspectiva de inclusión  (y en eso se incluye a las comunidades de la diversidad sexual pero también grupos indígenas, mujeres, personas con discapacidad y otros). Reconocer la desventaja de estos grupos, es crucial para garantizar una justicia que verdaderamente aplique para todos.

La lección de la lucha anticorrupción

La lucha por el reconocimiento de los derechos LGBT, es parte importante del avance hacia una sociedad más justa. Pero vamos un paso más allá: creemos que la articulación desde distintas voces y movimientos, es absolutamente necesaria para construir un país para todos. Sólo creando un sujeto político diverso, podemos romper con el esquema político basado en la exclusión y la discriminación.

La ciudadanía guatemalteca, nos ha demostrado desde 2015 que reconocer y tolerar las diferencias entre nosotros, es sumamente transformador. Sólo cuando nuestra división pasó a segundo plano, fuimos más efectivos en exigir la renuncia de las autoridades y empezar a caminar por el anhelo de poder construir un mejor país juntos. En la plaza, veíamos banderas de colores ondearse con el viento que nos recordaban la riqueza de nuestra diversidad. Y esta lección: “la unión hace la fuerza”, nos permitió romper la inercia del sistema político.

Lamentablemente, la lección no ha cuajado con suficiente fuerza; los prejuicios y crímenes de odio, siguen sucediendo en contra de la comunidad LGBT y como nos parece una situación lejana o que sólo afecta a algunas personas, no tenemos empacho en disminuir la importancia de sus causas y sus luchas. Pero el movimiento LGBT, ha abrazado la causa de la lucha contra la corrupción porque entienden que la lucha por un mejor país nos concierne a todos y que la justicia debe abarcar la diversidad de visiones y a todos los sectores.

La diversidad como práctica política

En JusticiaYa apoyamos la diversidad como una forma de práctica política. Es decir, la construcción de nuevos y diversos sujetos políticos que participen de una política que no solo pase por la idea de Estado o partido político, y que sea a través de una política de la empatía y respeto al proyecto de vida de cada persona, construyamos un país para todos.

Como efectivamente afirmaba uno de los comentarios positivos que tuvo nuestra imagen “Los países que aceptan la diversidad, son los que más progresan”.

Imagen: José Pablo Anleu

About the Author

JusticiaYa es un grupo de gente organizada desde 2015 para exigir lo que muchos consideraban imposible. Desde entonces decidimos involucrarnos para articular una fuerza colectiva capaz de recuperar el Estado para la gente.

Related Posts

En la zona metropolitana del departamento de Guatemala, los hogares son los principales...

¡Será famoso….una leyenda….no me sorprendería que el día de hoy fuera conocido en el futuro como el...

 André de Suremain Grajeda/ Llegué caminando vagamente. Ahí en la esquina me esperaba el café de...

One Comment
 
  1. Efrain Alonso / 07/07/2017 at 00:41 /Responder

    Felicitaciones a

    Felicitaciones a Justicia ya, si algun dia Guatemala cambia tiene que ser para todos, todos en jeneral no importa su orientacion sexual Guatemala necesita una limpieza en general sacar toda la basura inmunda a la calle y comenzar de nuevo.

Leave a Reply