By Rincón Literario
Posted: Updated:
0 Comments

Axel Ovalle/

 

 

Una sonrisa perfecta

Con un cincel,
dibujé una sonrisa.
Delineé cada tramo,
cada línea.
Pinté con acuarelas,
mezclé matices.
Utilicé brillos y destellos.
Combiné técnicas,
Plasmé pasiones.
Recorté con delicadeza sus bordes.
Até un cordón a su margen
Y la postré en mi rostro.
¿Ves ahora cómo luce?
Es una sonrisa perfecta
que oculta las pesadumbres de mi alma
perfecta,
tal como me veo al portarla.

Testamento

Si algún día muero,
han de publicar mis poemas,
mis escritos,
mis versos,
y mis cuentos.

Si algún día muero,
no me lloren;
esparzan mis cenizas en un gran campo lleno de hierba,
cerca de un madrigal
donde se contemple el ocaso.

Si algún día muero,
estén felices.
Mi alma está en el cielo;
habré llegado lejos
y eso es lo que más deseo.

 

 

 

 

 

Related Posts

Este es el relato de la historia de doña Jacinta y don Sergio*. Me asignaron el caso cuando era...

No todo en esta vida tiene que ver con izquierdas ni derechas. Hay problemas y fenómenos que van...

Enrique Velasco/ Mis ideas son gotas De un río llamado pensamiento. Nace en lo profundo de mis...

Leave a Reply