By Brújula
Posted: Updated:
0 Comments

La caricatura que acompaña la sección «contacto» del proyecto Decoloniality Europe , una red de intelectuales y activista que arremeten contra la colonialidad y buscan la descolonización en Europa– muestra a dos personajes. Mickey Mouse, el célebre ícono de Disney, yace sobre un altar diminuto, mientras el otro personaje –que hace recordar por su atuendo a una autoridad mexica o maya del período pre-invasión europea– abre abruptamente con un mortero en forma de cuchillo la caja torácica del agonizante roedor.

Del pecho de la víctima salta sangre que macula el arma sacrificial y el altar. El ratón antropomorfo, descalzo, lleva la insignificante vestimenta de los condenados a muerte; el oferente, por el contrario, viste ostentosamente: una señorial túnica blanca con puntos, pulseras en sus extremidades, sandalias, aretes y un imponente penacho que le corona. Al pie de la sanguinaria escena, emulando la grafía de la palabra Disney, se lee el imperativo, escrito en mayúsculas, «DESCOLONÍZATE». El mensaje: aniquilar el sistema de consumo capitalista y sus íconos. ¿De qué manera? A través de la violencia.

Representar la descolonización como venganza del colonizado sobre el colonizador, su mundo y sus íconos –una inversión de roles– es una de las trampas de algunos proyectos decoloniales. Muchos proyectos teórico-políticos que se proponen transformar el mundo colonial resbalan en la tradición teórico-filosófica que posibilita y legitima la dominación y manipulación de lo existente: la metafísica. La metafísica es la tradición de pensamiento que detenta la verdad, la posibilidad de asir el fundamento estable de la realidad, de dar razón de la totalidad, facultando para dominar y transformar la naturaleza y al ser humano. Esta es la tradición de pensamiento que sustituye (sacrifica) a la naturaleza con Dios (Edad Media) y a Dios con el sujeto (Modernidad): todos fundamentos del sentido último de lo existente. Frente al fundamento necesario sólo resta el sometimiento y el silencio. La metafísica vuelve imposible un mundo plural.

¿Es la reproducción de la violencia la alternativa a la colonización? ¿Es posible generar alternativas no-violentas para derruir el mundo producido por la metafísica? ¿Es posible pensar la descolonización sin altares sacrificiales? ¿Es la aniquilación del opresor y su mundo la única salida? ¿Sólo a través de la violencia es posible la configuración de un mundo no-violento? Si esto es así, “¿[q]ué sentido tendría desenmascarar la violencia metafísica [que produce la colonialidad] si ello debiera conducir solo a una práctica ulterior de la violencia, aunque no enmascarada?”, se pregunta Gianni Vattimo. El riesgo consiste en continuar reproduciendo in-intencionalmente el mundo colonial y su violencia. Una alternativa la ofrece el proyecto de una hermenéutica nihilista postmetafísica.

La investigación es un acercamiento a la hermenéutica nihilista del filósofo italiano Gianni Vattimo, destacando su carácter decolonial. Vattimo es uno de los referentes contemporáneos del pensamiento generado por la inflexión tardomoderna intraeuropea, en la tradición abierta por Friedrich Nietzsche y Martin Heidegger. La hermenéutica nihilista es una estrategia no-violenta de debilitamiento del mundo colonial y ensaya algunas respuestas a las preguntas planteadas.

About the Author
Related Posts

El 27 de abril de 2017 cobró vigencia el Código de Migración, Decreto 44-2016 del Congreso de la...

En 2016, a través de la presión ciudadana se logró promover reformas a la Ley Electoral y de...

En el mes de septiembre dio inicio la primera edición de seis (6) Jornadas Científicas diseñadas y...

Leave a Reply