By Auxiliares de Investigación
Posted: Updated:
0 Comments

Gildaneliz Barrientos/ Instituto de Investigación y Proyección sobre Dinámicas Globales y Territoriales (IDGT)

Era un día común y corriente; abrí mi correo electrónico y en mi bandeja de entrada había un mensaje que decía: “Auxiliar de investigación”.  Me llamó la atención y decidí leerlo para saber de qué se trataba. Era una convocatoria para estudiantes tanto de comunicación como de otras carreras para participar en el programa de alumnos auxiliares de la Universidad Rafael Landívar. A decir verdad, me interesó, pues consideré que podía ser de mucha utilidad para mi crecimiento profesional. Fue así como ese mismo día decidí aplicar al programa.

La persona que envió la convocatoria me respondió y me dijo que estuviera pendiente, pues pronto me llamarían para continuar el proceso. Pasó el tiempo y finalmente se comunicaron conmigo para decirme que necesitaban entrevistarme; que me esperaban en el edifico  “O”, específicamente en el Instituto de Dinámicas Globales y Territoriales –IDGT-. ¡La hora de la entrevista había llegado! Estaba nerviosa, ya que no sabía qué me iban a preguntar, por mi mente pasaron muchos pensamientos: ¿Me irán a hacer un examen?, ¿tendré que pasar muchas pruebas? Ya saben, todo eso que nos imaginamos cuando vamos a aplicar a algo nuevo.

Cuando llegué, estaba en entrevista otra persona que también había aplicado, así que tuve que esperar un momento. Finalmente fue mi turno, entré y hablé con la persona que había solicitado un estudiante para ser un auxiliar de investigación. Me comentó cuáles eran los proyectos de investigación que se iban a desarrollar durante el año, me aclaró dudas y posteriormente me preguntó si estaba dispuesta a participar, a lo que sin pensarlo dos veces dije que sí, pues quería vivir la experiencia de estar en un instituto de investigación.

Pronto comenzamos a trabajar, al principio me sentía un poco desubicada con los temas, pues mi investigadora/tutora trabaja específicamente en el área de educación y yo soy de comunicación; pero poco a poco fui identificándome con los temas hasta llegar a comprenderlos.  Inclusive, participé en un congreso de educación organizado por EJEGUA, actividad que fue sumamente enriquecedora para mí, pues se expusieron diferentes visiones de analizar la educación. Asimismo, mi tutora escribió un capítulo de un libro, el cual se titula “Mitos y contradicciones de la educación media en Guatemala”,  tuve la oportunidad de leerlo, y considero que dicha lectura fue muy gratificante pues me hizo comprender a profundidad aspectos relevantes sobre el sistema educativo del país, por ejemplo que la educación más que un derecho es un privilegio para unos cuantos.

Así pues, durante el tiempo que he estado en el IDGT he ido entendiendo distintos aspectos  sobre la educación en Guatemala que antes desconocía e incluso no les prestaba suficiente atención.

Pero no solo eso, también aprendí qué es una investigación cualitativa y qué técnicas pueden utilizarse para recabar la información, previo a recibir el curso que aborda dichos temas en mi carrera, lo cual me ayudó muchísimo, pues al momento de recibirlo me fue más fácil desarrollar mis trabajos.

Es por ello que un simple correo cambió mi vida, pues el instituto me ha brindado la oportunidad de vivir más de cerca el día a día de la investigación y me ha aportado conocimientos que me han ayudado en mi formación tanto personal como académica.

Related Posts

Gabriela Sosa/ Observaba como la llama bailaba en sus dedos, cuando sentía que las punzadas...

Habíamos comprado tickets de bus para visitar algunos sitios turísticos y espirituales hindús; la...

Han pasado dos años y medio desde la primera manifestación del 2015. Pero luego de esa experiencia...

Leave a Reply