By Luis Ernesto Morales
Posted: Updated:
0 Comments

En Guatemala estamos viviendo una de las elecciones más particulares de los procesos electorales. Unas elecciones que se han llevado principalmente entre las cortes y el Tribunal Supremo Electoral (TSE) más que en campañas políticas y meetings multitudinarios. La incertidumbre aumenta mientras las elecciones más se acercan. Pero, en el resto del mundo ocurren muchas otras historias que pasamos por desapercibido. Claramente estamos ante una situación histórica en el país, pero no podemos olvidarnos de todo lo que pasa afuera de nuestra burbujita de 108 mil kms2.

La guerra económica que Estados Unidos y China llevan en las últimas semanas ha llegado al mundo de la tecnología con la creación de sanciones y la retirada de Google de todos los teléfonos y aparatos electrónicos que Huawei produzca. El aumento a los aranceles de los productos chinos que el gobierno estadounidense decidió tomar se debe a un intento de Estados Unidos de reafirmar su lugar como potencia mundial tanto política como económica ante el acenso de China. China se está quedando con mucha de su incontable producción como en el acero, pero Estados Unidos también está sufriendo los efectos de la escasez de productos “Made in China”. En una situación en la que por ahora ambos pierden, el pulso pinta a un largo enfrentamiento de esta “nueva” Guerra Fría.

Las últimas elecciones en la India, la democracia más grande del mundo llevaron a la victoria a Narendra Modi, el actual Primer Ministro y líder del nacionalismo hindú. En uno de los países más ricos culturalmente, con miles de idiomas y creencias que se conglomeran en su territorio, el ultranacionalismo hindú planea volver a India en un estado puramente hindú a pesar de su fundación como una democracia laica. La persecución en contra de la minoría musulmana (más de 100 millones de personas) se ha personificado en los protectores de las vacas, quienes en protección de este animal sagrado, han linchado y asesinado a musulmanes que consumen esa carne. La discriminación tiene un partido y es el que está en el poder y puede traer serias consecuencias para las minorías que no entran en su modelo hindú.

La renuncia de Theresa May como Primer Ministra del Reino Unido trae más problemas a un gobierno y un país completamente polarizado y en la incertidumbre de la elección que tomaron en el referendo de 2016. Quien llegue a ocupar el puesto de May llegará a encontrar las mismas complejidades que llevaron a la Primer Ministra a ser derrotada una y otra vez por la oposición y su mismo partido. La posibilidad que Boris Johnson, alguien parecido a Trump tanto en discurso populista como en su físico o que alguien como Nigel Farage tome las riendas del partido conservador no es esperanzador para el futuro británico. La discusión se mantendrá pero la probabilidad de una salida abrupta de la UE crece.

Las elecciones del Parlamento Europeo que se llevarán en las próximas semanas, y que aún incluyen al Reino Unido pueden tener un desenlace muy interesante. La existencia de partidos nacionalistas y de ultraderecha que no estaban presentes en las últimas elecciones y pueden recibir ese impulso que están buscando o que se les cierren las puertas en definitiva del Parlamento. Los nacionalistas de AFD, Vox, Lega Nord y Front National tienen todas sus cartas puestas a esto. Sin embargo con escándalos como el ocurrido en Austria ante el vídeo que destapó la corrupción del partido nacionalista gobernante llega en el momento justo para alterar el apoyo que pudiesen tener en las elecciones europeas. Los primeros resultados muestran que Europa como bloque aún se resiste a los nacionalistas.

El mundo sigue girando aunque nosotros nos aislemos y olvidemos que existe un mundo allá afuera. Las circunstancias en las que vivimos tampoco favorecen a que tengamos tiempo para ocuparnos de otros temas. Sin embargo, cosas que pueden pasar muy lejos pueden ser muy similares a nuestro caso o pueden tener efectos directos para nosotros como en el caso de China-EEUU. Los ultranacionalismos de Europa, el fanatismo religioso de la India, las crisis que sufren las democracias, la caída de gobiernos, casos de corrupción, etc. fenómenos que ya podemos divisar en Guatemala. No estamos solos ni inventamos el agua azucarada.

Related Posts

Las encrucijadas de la vida son las que le dan un toque más colorido a los fragmentos que nos...

Guatemala ocupa el sexto lugar de desnutrición crónica a nivel mundial y presenta la mayor...

 Mi novia Brenda y yo nos conocimos en la universidad gracias a unos amigos. Brenda es una mujer...

Leave a Reply