By Daysi Caal
Posted: Updated:
2 Comments
La reciente victoria de López Obrador, puede ser un indicio de esperanza para Guatemala. Aún podemos hacer algo y apostar por un oasis en esta desierta democracia. Si bien es cierto que no tenemos suficientes cuadros políticos, podemos ir estableciéndolos para anhelar ese cambio que hemos pedido desde las plazas.

 

 

Pero bueno, esa cumbre de cambios sociales no puede darse sin una reinvidicación desde la ciudadanía. Aunque he creído en las marchas a la plaza, estas no han sido punto clave o emergente para recuperar el espacio político ya que aún nos da miedo hablar de política. Como si necesitáramos de otro tabú más en esta sociedad guatemalteca.

Platón decía que era necesario “hacer un Estado basado esencialmente en la ética”, que por cierto, no lo cumple nuestro presidente; y “la condición del hombre como un ser que solo puede vivir en una sociedad organizada”, son dos aspectos que nos deben permitir dar un salto a la incidencia política partidaria. Pero nosotros nos abstenemos de participar. Sé que no es culpa nuestra del todo, ya que nos han vendido la idea de que en Guatemala,los únicos que pueden ocupar cargos a elección, son los poderosos o quienes pueden pagar por una casilla.

Platón nos recuerda que “ningún ser humano puede tener una vida normal si se mantiene aislado”. Sin embargo hemos estado pasivos y aislados desde hace muchos años.

En lo personal, podría decir que preferiría quedarme sentada en casa a cuidar de mi familia y ser una mujer común (sin querer sonar despectiva) y cumplir con roles que la sociedad ha marcado como “una buena mujer de familia”. Pero ese acomodamiento no me permite vivir cuando veo la incapacidad de un presidente para dirigir un país, cuando nos topamos con injusticias y caos de gobierno. Por ello, he optado por participar dentro de una organización partidaria, donde los principios y fundamentos son empáticos a la búsqueda de construir una democracia participativa; equitativa, plural para una amplia organización social y justa.

En este recorrido, el transitar no ha sido fácil. He tenido que conversar con personas que se sorprenden porque les decimos que los puestos no se compran sino se consensúan en Asamblea, algunas que han llegado con cierta hambre de poder por querer infringir con lo establecido.

Y la otra parte que me ha correspondido como mujer y joven, es el hecho de que no creen que podemos ser capaces de introducir novedades en este fiasco de política, a través de acciones que dan apertura a la pluralidad para la construcción de un espacio público en donde todos tienen cabida.

Aunque no sólo depende de nosotros, sino depende también de los que estamos dispuestos a hacer una buena elección para el próximo año y rectifiquemos nuestro compromiso desde las organizaciones partidarias.

Sin política no hay cambios. Por lo tanto, es indispensable que todos puedan y deban opinar, dialogar, actuar.

La política, aunque no forma parte de la vida privada del hombre, constituye una importante realidad en la que todo guatemalteco debe participar si desea alcanzar cumplir las consignas gritadas en la plaza.

Como jóvenes hombres y mujeres, debemos empoderarnos sin miedo, llenarnos de valor y ser éticos en la toma de decisiones. «Más que nunca, los ideales de la ciencia, la razón, el humanismo y el progreso necesitan una defensa incondicional» dice Steven Pinker; por eso hay que actuar ahora, y darnos aires de esperanza.

Lo de AMLO solo nos muestra que sí puede haber pluralidad y paridad.

Así que, hagamos caso a Kant que proclamaba: « ¡Atrévete a saber!», para sumarnos en la participación política y ser entes de cambio desde ese espacio donde se amplíen nuestras ideas, acrecienten nuestros conocimientos y  se purguen nuestros errores.

About the Author

Soy mujer maya-poqomchi', amante del café, vinos, chocolates y libros.
Sueño con una Guate diferente, pero creo que eso depende de la conciencia social de cada uno de nosotros. Soy decidida y día a día lucho por eliminar barreras por doquier; docente, universitaria, hija, esposa, madre, amiga y sobretodo Homo Sapiens. Soy pro LGBT y feminista sin descartar que la dualidad parte desde mis cosmovisiones.

Related Posts

Guatemala como es su nombre Nahualtl “Quauhtlemallan” significa “Lugar de muchos árboles” es un...

Seguramente estarás familiarizado o habrás escuchado hablar alguna vez del efecto mariposa, ese...

Antonio Reyes Para quien no conozca quién era Calístenes. Fue un historiador griego (sobrino y...

2 Comments
 
  1. Eusebio / 08/07/2018 at 14:46 /Responder

    ¡¡Excelente!! Muy explicito 💪💪
    Animós.

    • Daysi Caal
      Daysi Caal / 16/07/2018 at 20:21 /Responder

      Gracias Eusebio

Leave a Reply