By Andrea Godínez
Posted: Updated:
0 Comments

Evelyn Price / Colaboración

Tener maleta, buscar la maleta, encontrar la maleta, jalar la maleta, poner la maleta encima de la cama, abrir el zíper de la maleta, tener que llenar la maleta, tener con qué llenar la maleta, tener ganas de irse, que no es lo mismo que salir. Sal, ir, se. Sé un poquito valiente y andate, caminate, circulate, recorrete, avanzate, transitate, deambulate, marchate.

Hay que irse sin salir, se. Irse para no quedarse. ¿Qué dar? ¿Qué más dar? Darse cuenta, darse permiso, darse alas, darse ganas, ganas de irme conmigo sin salirme de mí, de ir a buscarme. ¿En qué zona me quedé? Qué sola me quedé en esta zona roja, morada, verde, que es mi zona de confort, que quiere que me quede, que dice no puede, no puede hacer la maleta. Otra vez se va a quedar. ¿Qué dar? ¿Qué darse? «Querer quedarse queriendo irse». Querer meter tanto en la maleta que ya no se puede cerrar. Para irse hay que cerrar, soltar, no dejar nada suelto, haber soltado todo. Para irse irse. No escapar, irse. ¿Y si no me voy? ¿Y si me quedo? Quedito, hablando quedito, viviendo poquito, anhelando mucho. Es mucho lo que me quiero ir. Te deberías ir. Irte deberías. Terminar esa maleta, llenarla.

Irse, ven, irse. Venirse a encontrar con una misma, con una misma. Venirse como viene el mar y se va. Subir como la marea, bajar la guardia, ya no la voz. Gritar «me voy», del yo de antes, de donde estaba, irse, que no es salir, ir. Porque uno sale para volver, pero se va para poder ser. Sé muy valiente y andate, caminate, circulate, recorrete, avanzate, transitate, deambulate, marchate. Marchá la marcha, la marcha fúnebre, de lo que fue, que ya se fue, que no va más. Marchá la marcha. Lo estás dejando. Porque es mejor irte marchando que marchitando. Recorrete, tomate un té, corré, corré con vos, corré con ganas, con ganas de ir, de seguir yendo. No te quedés viviendo quedo, con voz bajita. Con vos te basta. Sos vos la que se necesita. Te deberías ir. Terminá esa maleta. Terminá con ella. No te hace falta. No hay que llenarla. No la voy a llenar. No me la llevo. No me hace falta. Voy a mí misma y ahí está todo.

Publicado originalmente en Plaza Pública.

About the Author

Me cansé de definirme entre líneas porque nunca he estado dentro de ellas. Veo lo que comparto, comparto lo que veo.

Related Posts

De a poco el año va llegando a su final, y con él, otra serie de columnas y oportunidades para...

Hace poco tuve la oportunidad de presenciar el discurso de Mario Vargas Llosa respecto a la...

Me pregunto cómo se están formando los niños y niñas de ahora para poder enfrentar los retos del...

Leave a Reply