Mario Valdizón. 2015 / – ¡A la gran pushica! Vos, Ronald ¿Estás bien?- Expresó Juanito, con su típica expresión de preocupado, pero más que preocupado, de ahuevado. La jugada había sido sustancialmente rápida. La sacó Pepe de la portería, a la derecha estaba Catracho, luego, Catracho la pasó al centro y la tomó...

Siempre me he preguntado por qué me atrae tanto la literatura de ficción. Por qué puedo pasar horas prendido de un libro, avanzando, palabra a palabra, por la vida de un personaje que me parece memorable. He sentido regocijo y tristeza. Asombro y ternura. Odio y desilusión. En suma, muchas páginas por las que he...

Leonid Andreiev   V Y hete aquí que hubo de llamar a Lázaro a su palacio, el propio divino Augusto. Vistieron suntuosamente a Lázaro, con solemnes atavíos nupciales, como si el tiempo los legitimase y hasta el fin de sus días hubiese de seguir siendo el navío de una novia ignorada. Parecía como si a un viejo y...

José Castillo Bermúdez y Samuel Pérez Álvarez/ Apuntes de una discusión El asesinato de monseñor Juan Gerardi el 26 de abril de 1998, es considerado el primer crimen político del posconflicto. Un crimen político en todas sus dimensiones que, 16 años después, aún despierta pasiones entre los guatemaltecos.  En su...

Leonid Andreiev / Rincón Literario / Por aquel tiempo había en Roma un escultor famoso. Del barro, el mármol y el bronce creaba cuerpos de dioses y hombres y era tal su divina belleza que todos la reputaban sin igual. Él, sin embargo, no estaba satisfecho de sus obras y afirmaba que aún había algo más bello que no...

Leonid Andreiev / Rincón Literario / III Nadie se preocupaba de Lázaro; amigos y deudos, todos sin excepción, lo habían abandonado y el gran desierto que rodeaba la ciudad santa, llegaba hasta los umbrales mismos de su casa. Y en su casa se metía y en su cuarto se instalaba cual si fuese su mujer y apagaba los...

Leonid Andreiev / Rincón Literario /  I   Cuando Lázaro salió del sepulcro, donde tres días y tres noches yaciera bajo el misterioso poder de la muerte, y, vuelto a la vida, tornó a su casa, no advirtieron sus deudos, al principio, las malignas rarezas que, con el tiempo, hicieron terrible hasta su nombre. Alborozados...

1881 A Nikolái Nikoláievich Strájov Yásnaia Poliana, 5-10 (?) de febrero de 1881 Acabo de recibir su carta, querido Nikolái Nikoláievich, y me apresuro a contestarle. Por supuesto que puede usted mencionar mi carta.1 Cómo me gustaría tener la capacidad de decir todo lo que siento por Dostoievski. Cuando usted...

Katherine Mansfield /  Cuando la querida anciana señora de Hay volvió a la ciudad después de pasar un tiempo en casa de los Burnell, les envió a los niños una casa de muñecas. Era tan grande que el cochero y Pat la llevaron al patio, y allí quedó, apuntalada por dos cajas de madera al lado de la puerta del comedor...

  Francisco Juárez / En una noche de mayo de mil novecientos cincuenta y nueve, en avenida Libertador, un hombre envuelto entre retazos de ropa sucia se arrastraba por la acera mientras pronunciaba éstas palabras: —Ayuda, por favor. Tengo sed, ayuda. ¿Qué es lo que cae del cielo? ¿lodo? -decía mientras extendía sus...