Mónica Navarro/   Apología de la sensación Escupió sobre la palma de su mano preparándose para entrar. Nunca imaginó que finalmente fuese posible aquel embotamiento de los sentidos. Tal embotamiento de su realidad. La respiración agitada y la mirada penetrante de un demente. Al fin, al fin. Al fin la tenía, ella lo...

César Aira/ Uno de los carritos de un gran supermercado del barrio donde yo vivía rodaba solo, sin que nadie lo empujara. Era un carrito igual que todos los otros: de alambre grueso, con  cuatro rueditas de goma (las de adelante un poco más juntas que las de atrás, lo que le daba su forma característica) y un caño...

Las aves aún no aprenden a volar y el otoño se acerca ¿qué fue del pétalo que caía? ¿qué fue de la mujer a quien quería?   Algún día será capaz de abrazar al viento, besar cada flor que cae, volar a la eternidad del instante, tocar el cielo con ella.   Mi vida cambió al atardecer Cuando besé su piel las aves aún no...

Uno

Denise Phé-Funchal/ Si cuentas de uno a cien, decía mi hermana, dormirás. Siempre cuento uno, dos, tres, nada. No puedo volver a dormir. Quiero dormir, pero los párpados no me cubren más los ojos, la luz los atraviesa, me despierta y no puedo volver a dormir. El sueño eterno dicen en el funeral, el sueño de los...

Denise Phé-Funchal/ Hace algunos meses mi buen amigo Francisco Juárez me pidió un texto sobre los escritores que me influenciaron y que me llevaron por el camino de las letras, especialmente por el camino de escribir. Me decía Francisco que en el texto se valía hablar de aquellos que se meten tan dentro en el alma...

Rincón Literario/ Hoy un homenaje a Gabriel García Márquez con la siguiente entrevista.

A SIMONE DE BEAUVOIR Primero de enero, 1940. Mi querido Castor Le escribo al calor de la lumbre, bien arrimado a la estufa, aunque el tiempo sea ahora mucho más clemente. Esta noche, incluso, hubo deshielo, y como la antevíspera las tuberías habían reventado, a eso de las dos un rugido despertó a Paul —yo dormía como...

El tipo tenía una playera y una gabacha blanca. Pero no del mismo blanco. Bueno, ni siquiera eran blancas. Eran de un blanco amarillento más bien. Eso sí, tampoco del mismo blanco amarillento. Lo vi muchas veces esa noche. Iba y venía con cajas de pizza. Sin detenerse. Casi no levantaba la vista. Supongo que ofrecía...

    Después de varios intentos acepté mi congénita incapacidad para escribir críticas en materia de literatura. Terminé por decirme que escriban ellos. Y es seguro que en este número de justo —ya era imprescindible— homenaje que dedica Cuadernos Hispanoamericanos a Julio Cortázar habrá muchos de ellos y un alto...

“Ha llegado con las lluvias, camarada, aquel a quien, por lo que dicen, lleva cada uno en la espalda. Ha llegado con las lluvias, triste, y no se ha secado aún. Yo he arrancado algunas veces desde entonces. He abordado unas cuantas orillas nuevas. Pero no he podido desentristecerlo. Me canso ahora. Mis fuerzas, mis...