By Silvia García
Posted: Updated:
1 Comment

Hoy decidí usar una blusa escotada, ser cursi, buena onda y cariñosa. Eso no significa que sea una zorra, una resbalosa o una ofrecida.. ¿o sí? De acuerdo al artículo10 características de las resbalosas y 10 tips para alejarlas” del sitio web ideasqueayudan.com sí, sería una resbalosa.  

Buscando material e ideas nuevas escribí en el buscador de Google “cosas resbalosas”. El artículo cuyo título recién mencioné fue uno de los primeros resultados. Me pareció interesante notar que al buscar “cosas resbalosas” en Internet, lo que obtuve fue una publicación que hacía referencia a las “mujeres fáciles”. En definitiva, no era esto lo que esperaba encontrar, ¿en qué momento se asocia a un objeto resbaladizo con una mujer?

Ingresé al sitio web y encontré un listado de características que buscan identificar a una “zorra” y tips o “antídotos” que puedes tomar para “defender a tu pareja”. Menciona que este tipo de mujeres usan escote y suelen ser cursis con tu novio usando diminutivos. Además, las describe como “buena onda” mientras le envían más mensajes a tu pareja de los que tu sueles enviar. De acuerdo a la nota, las mujeres ofrecidas son tan cariñosas que en realidad ellas parecen la novia. Luego de una categorización tan patética, la publicación te dice qué puedes hacer si una mujer así se está acercando a tu novio. “Ve por él a su trabajo o escuela, ve a las mismas reuniones donde él vaya.”, “si van a una fiesta en donde estará la resbalosa, no dejes solo a tu galán”.

Sin importar el siglo en el que estemos, esta absurda redacción continúa fomentando estereotipos, cosificando a la mujer y lo peor, etiquetando de zorra o fácil por la forma en que se decide cubrir o no el cuerpo.

El texto en mención exige también estándares de belleza al mencionar frases como “comienza a arreglarte y a verte más linda”. ¿Y qué si un día simplemente no quiero “ponerme linda”? ¿y si mi novio más que galán es un hombre que sabe que el intelecto pesa más que la apariencia?

Otro punto interesante en el artículo es su inconsciente (o no) promoción del “divide y vencerás” clasificando a las mujeres en dos simples categorías: “decentes” y “vulgares”. El texto invita a las mujeres decentes a que estén alertas de las mujeres no tan decentes, porque en cualquier momento pueden involucrarse en su relación.

Todo lo anterior me lleva a reflexionar sobre lo que se está consumiendo en la web.

Si este artículo existe es porque hay lectores que lo consumen. Si esa publicación tan denigrante está circulando en las redes sociales es porque en lugar de apoyarnos como mujeres se continúan perpetuando etiquetas como “zorra” o “resbalosa”. Si las chicas buscan leer ese texto es porque la sociedad le ha dictado a la mujer que debe estar siempre presentable y sexy para la pareja, y no por el deseo de agradar, sino porque existe una gran cantidad de chicas que están dispuestas a “regalarse”.

No es tan simple, casi nada lo es. Baja autoestima, inseguridad y miedo a la soledad. Existen tantos factores que influyen en el comportamiento de una mujer como para limitarse a etiquetarla y cosificarla de una manera tan ofensiva. Como estudiante de Ciencias de la Comunicación puedo decirles que, sí estudiamos 5 años en la universidad es para generar contenido que aporte, enriquezca y transforme. Como mujer, los invito a reflexionar en las expresiones que utilizamos para referirnos a nuestras compañeras. ¡Déjemos ya esas etiquetas!

Related Posts

Literactivismo, es un espacio de encuentro y discusión creado por Lectores Chapines y JusticiaYa...

La demanda de trabajo crece pero eso no refleja un crecimiento económico ni para las familias, ni...

La libertad de expresión es un derecho que tenemos todos los guatemaltecos garantizado por el...

One Comment
 
  1. Vic / 01/06/2018 at 18:29 /Responder

    Tu biología te engaña terriblemente, Silvia. Todo lo que has leido tiene su base en la hipergamia y la regulación de la misma.

    Además, cuándo te veré pronunciarte en contra de la estereotipificación y cosificación del hombre?

    Estoy seguro que puedes ser mejor que una terceraolista con políticas de identidad.

Leave a Reply