Autora: Daniela Archila   Para todos, rígida, absurda e insignificante. Para mí, no hay nadie como tú. Me liberas de la soledad, me sacas de la realidad tan a tu manera; tan manejable, tan suave entre mis manos.   Juntas hemos creado infinitas historias: unas sutiles y sinceras, otras profundas, crueles, fuertes y...

 André de Suremain Grajeda/ Llegué caminando vagamente. Ahí en la esquina me esperaba el café de siempre, como bus en la parada. No miraba caras, no buscaba a nadie… no esperaba nada. Con las manos metidas entre aquel sobrio saco que compré en un ayer que olvidé, avanzaba lentamente. Entré. Bajé ligeramente mi boina,...

Luis Pedro Véliz/ Javier Riera, 26 años. Levantador olímpico de pesas a medio tiempo, agente de call center el resto. Ubicado en tiempo y espacio olímpico, desubicado respecto al levantamiento de peso. La eterna aspiración javeriana fue marcharse del país, con cualquier excusa y bajo cualquier circunstancia. Atado a...

Daniela Archila/ Vajilla sucia en casa vieja con paredes de ladrillo, ambiente acogedor y olor de hogar, de sueños frustrados y anhelos.  Un patio con paredes despintadas y macetas de antaño, una familia apresurada, siempre corriendo a trabajos mal pagados y explosivos por vivir en un país donde se muere trabajando...

Bárbara Escobar/    Tropecé con él muy pronto, Era imposible evitarlo. Tarde o temprano Íbamos a coincidir.   Tropecé una vez Y lo disfruté. Los dos lo deseamos Y por fin lo cumplimos.   Tropecé con él Y él tropezó conmigo. Estoy segura que yo fui Tan piedra para él Como él para mí.   Pero no desistíamos, Seguíamos...

Ma. del Mar Grajeda/  Tus manos. Ante el más mínimo contacto con las mías, disparan un millón de reacciones, pensamientos y sensaciones. Las observo a veces tranquilas, delicadas, reposando, y a veces inquietas y juguetonas, cansadas a causa del trabajo, fuertes, varoniles. Tuyas. Pero el momento en el que más me...

Roberto Nájera/ Y ahí estaba yo, un hombre tan común y tan corriente que solo había heredado el nombre de mi padre y el apellido de mi abuelo. Parecía que este mundo no necesitara más héroes, que debía seguir el orden de la vida, nacer, crecer, intentar vivir y posteriormente morir, únicamente mi misión sería...

Eres un pequeño poema de amor atado a un cordel de color sombra antes de mañana y precisamente ahora me falta el verso que sigue donde revelaría tu nombre y sabrías lo que yo no sé.   Este infierno que ahora me consume no se compara con el que tenía seguramente dejaré de ser olvido muy poquito el destino apagará mis...

Estamos emocionados de re-estrenar y recuperar el Rincón Literario para que todos aquellos y aquellas que tengan letras, cuentos o poesía que compartir, tengan un espacio para expresarse.

Ayer, asalté el cielo Y pude ver sus cicatrices Hoy, llueve Y solo veo desteñirse una sombra azul en el suelo, El único regalo de su patria.   Nadie tachó tantas veces un cuento Como yo este poema Porque a estos versos nadie les habló de un tiempo presente Hasta que pudieron verse Salpicados de muerte.   Hablo por la...