By Auxiliares de Investigación
Posted: Updated:
0 Comments

Alexis André Muñiz Morales/ Alumno Auxiliar 

Todo comenzó con un correo el 25 de mayo de este año. Llevaba tres meses de laborar como alumno auxiliar de investigación en el Instituto de Investigación y Estudios Superiores en Ciencias Jurídicas y Sociales (IIJ) de esta universidad, cuando en el buzón de mi de correo electrónico entró un mensaje de mi investigador-tutor, Luis Andrés Lepe Sosa, que me informaba sobre un concurso de redacción de artículos académicos cuyo tema central era la cultura de paz, organizado por la Fundación Esquipulas. Dicho concurso captó mi atención al instante, por lo cual decidí, con apoyo de mi investigador-tutor, ingresar al mismo, con el ánimo no solo de presentar un aporte personal en cuanto al tema, sino de probar que era capaz de escribir algo que fuese digno de ganar un premio.

Luego de haberme contextualizado en el tema central de esta convocatoria, comenzó mi búsqueda por un tema a través del cual fuera posible abordar la cultura de paz y que permitiera aportar a la discusión que gira en torno a ella. Terminé decidiéndome por escribir sobre “El Estado de derecho para una cultura de paz”. A partir de este tema y con el mínimo conocimiento que tenía sobre el mismo, formulé la siguiente hipótesis: el Estado de derecho y la cultura de paz son elementos que se necesitan entre sí para poder existir y la ausencia de uno predice la ausencia a futuro del otro.

El siguiente paso fue hacerme de artículos académicos y otras publicaciones que me ayudaran a sustentar dicha hipótesis. Este proceso resultó ser igualmente fascinante y enriquecedor, así como controversial y desafiante respecto a todas mis concepciones previas sobre teoría del Estado adquiridas durante los años que llevo de cursar la carrera de Ciencias Jurídicas y Sociales. Nunca esperé hallarme en una situación de ambivalencia respecto a lo que significaba vivir en un Estado de derecho y lo que conlleva construir una cultura de paz cuando tomé la decisión de escribir al respecto de dichos temas.

Cuando por fin logré definir una línea de pensamiento clara sobre cómo abordaría la redacción de mi artículo, me encontré con la necesidad de darle estructura al mismo, situación que demostró ser mucho más desafiante de lo que anteriormente hubiera podido imaginar. Finalmente opté por abarcar el contenido de cada tema por separado. Comencé por la cultura de paz, proseguí con el Estado de derecho, continué con una pequeña conexión entre ellas a partir del respeto a los derechos humanos y finalmente abordé la relación de interdependencia entre la cultura de paz y el Estado de derecho, con la intención de facilitar una lectura fluida y lógica del texto.

Luego, recibí la ayuda de mi investigador-tutor a través de correcciones de forma y de fondo que darían al texto un sentido y una fluidez que no hubiera podido imaginar darle por mi cuenta. Al terminar todo esto, llegó el momento de enviar el producto final para su evaluación por la terna revisora del concurso. Envié el texto en la forma y el plazo que se había indicado en la convocatoria y luego llegó la parte más difícil: esperar los resultados del concurso.

Afortunadamente, los resultados no tardaron en llegar y fueron positivos: obtuve el segundo lugar, por lo cual fui invitado a una gira de medios coordinada por la propia Fundación Esquipulas, así como una celebración a los ganadores en un hotel de la zona 10 en la cual participaron altas autoridades de la Universidad Rafael Landívar, la Universidad de San Carlos de Guatemala, de la Fundación Esquipulas y del Gobierno de Guatemala, quienes reconocieron los esfuerzos y la calidad de los artículos presentados por todos los concursantes.

La experiencia demostró ser un reto que me hizo crecer y me obligó a dar todo de mí. Todo esto, debo recalcar, no hubiera sido posible sin el apoyo que me ha brindado la Vicerrectoría de Investigación y Proyección, el IIJ y en especial, mi investigador-tutor, quien ha demostrado tener fe en mí y me ha guiado a lo largo de este año, al igual que al programa de alumnos auxiliares de investigación, el cual ha permitido que todo lo anterior fuese posible.

Related Posts

Guatemala un país de origen, recepción y paso de migrantes estuvo en el ojo del mundo por el paso...

Durante la última década hemos visto una serie de cambios en el transporte público de la ciudad de...

Wendy Edelmira Samayoa...

Leave a Reply