By Rincón Literario
Posted: Updated:
0 Comments

/Marjorie González

Dos de la mañana y mi pesadilla se hizo realidad.

Me sorprendí a mi misma con esa frialdad,

mis ojos llevaban meses sin soltar una lágrima,

mi corazón años sin hacerse la víctima.

 

Pero esa fría noche de noviembre,

quería regresar el tiempo a ese pasado diciembre,

esa época en donde tenía todo,

como quería regresar a ese período.

 

Me encontraba ahí sola y abatida,

sentía en mi pecho como me quedaba sin vida,

tu recuerdo me pego como una bola de demolición,

razones para dejarme vencer tenía un millón.

 

Y caí en pleno dolor,

lo que quería era tenerte rencor,

pero mi amor hacia ti seguía ganando,

y todas esas penas terminaban sobrando.

Related Posts

«Para ser una buena gobernante no basta con generar tu propia estrategia, debes obtener todo el...

Wendy Edelmira Samayoa...

Allan Ortiz/ A las puertas de un año político se empiezan a escuchar nombres de quienes podrían...

Leave a Reply