By José Andrés Franco
Posted: Updated:
0 Comments

No sé si Dios quiere tomar el crédito de haberlos creado, pero ciertamente las razones por las cuales están juntos y han formado un pacto que los llevo a donde están el día de hoy, no parece que sea con las mejores intenciones.

La conformación de la nueva Junta Directiva nos hace recordar que los partidos que desarrollaron una serie de acciones para frenar los esfuerzos en contra de la corrupción en el país, siguen allí.

Todos los miembros de la nueva Junta Directiva votaron a favor de las altamente cuestionadas reformas al Codigo Penal.

Estos miembros, se encuentran en partidos políticos que presentan una serie de antejuicios contra sus miembros en el Congreso, además de ser constantemente señalados de financiamiento ilícito. Son representantes de estructuras políticas que buscarán enmendar los fracasos en sus constantes esfuerzos, para limitar las labores de la CICIG y el MP.

La dirección que marcará esta nueva Junta, es lo que realmente preocupa. Con temas pendientes a tratar, como las reformas al Sistema Electoral y de Partidos Políticos, la nueva Junta será la que proponga la agenda legislativa y los temas que se buscarían debatir en el Pleno. Con el antecedente de las reformas al Código Civil promovidas por los miembros que se encuentran dentro de la Junta, la preocupación por las acciones que realizaran, no esta de más.

Ademas, el año no es el más ideal. La elección del nuevo Fiscal General se realizará este año, y el respaldo que puede brindar la Junta Directiva al candidato que elija el presidente, es bastante importante.

Las acciones y las posturas que llegue a tomar la junta, serán altamente cuestionadas, debido a los partidos y las personas que la integran. Por lo tanto, no seria extraño ver manifestaciones y movilizaciones rechazando las acciones que se tomen. Tampoco será extraño que se presenten nuevas investigaciones o la continuación de casos actuales en contra de los partidos políticos que conforman la Junta Directiva, por parte de la CICIG y el MP.

Ahora, si las manifestaciones llegan a un punto en el cual se repita el panorama del 2015, creo que ya es tiempo de que nos cuestionemos una cosa: ¿existe actualmente una opción alternativa, como partido político, por la cuál podamos votar? Porque si estamos pagando  las consecuencias de la elección de esos partidos políticos en el 2015  y si la crisis llega a los mismo niveles de ese año, tenemos que contar esta vez, al menos, con partidos políticos alternativos.

La razón por la que planteo el tema de los partidos políticos alternativos, es porque  la forma más estable que nos permita recuperar el Congreso  será por medio de la participación política en partidos políticos que, mas allá de ser distintos, se presenten de una forma más transparente a los electores.

La participación desde afuera y la conformación de los partidos políticos alternativos durante estos dos últimos años de gobierno, determinarán el  escenario electoral para el 2019.

About the Author

Estudiante de la Licenciatura en Ciencia Política en la Universidad Rafael Landivar, me considero inesperadamente diferente y no me gustan las limitaciones que evitan expresarnos. Me gusta vivir para aprender y aprender para vivir.

Related Posts

Guatemala como es su nombre Nahualtl “Quauhtlemallan” significa “Lugar de muchos árboles” es un...

Seguramente estarás familiarizado o habrás escuchado hablar alguna vez del efecto mariposa, ese...

Antonio Reyes Para quien no conozca quién era Calístenes. Fue un historiador griego (sobrino y...

Leave a Reply