Cáncer, hasta en las mejores familias

0
Publicado el 17/05/2012 por Laysa Palomo en El Clavo
cancer

Laysa Palomo / Corresponsal /

Muchos creen que el dinero es felicidad.  Otros, que ser reconocidos los harán sentirse bien consigo mismos.  Pero lo cierto es que nadie, absolutamente nadie, está inmune a caer en las garras de alguna enfermedad mortal.  La naturaleza no distingue entre clases sociales, simplemente llega  sin avisar.  El cáncer es una de esas enfermedades que aniquila todo a su paso y sin importar cuánto se intente luchar contra éste, desde el principio lleva las de ganar.

Cáncer, según el Instituto Nacional de Cáncer en los Estados Unidos es un término que se usa para enfermedades en las que células anormales se dividen sin control y pueden invadir otros tejidos.  Existe una lista muy larga  de los tipos de cáncer que pueden desarrollarse en los seres humanos. Esta enfermedad tan temida por las personas es la causa de mucho dolor, no solo para el enfermo, sino también para las familias. Una vez llega a las últimas fases, deshacerse de éste es casi imposible.

Ana y su tío.  Ana es una estudiante de la Universidad Rafael Landívar y  decidió compartir con nosotros su experiencia. Nos narra cómo su tío comenzó a sentir un dolor extraño en la boca del estómago y creyendo que era gastritis, fue al médico quien decide hacerle una endoscopía para asegurarse que todo estuviera bien.  Recibieron la noticia que su tío tenía cáncer en el colon y que ya se había regado a su intestino delgado y estómago. Fue necesario una operación de urgencia y al salir de la sala el doctor sentenció: “Ya no podemos hacer nada”.  Las quimioterapias comenzaron, su cuerpo no respondía y el tiempo se hizo cada mes más corto.

Nadie está preparado para el dolor de perder a un ser querido. Y muchos menos para el estrés psicológico que causa el ver cómo poco a poco se deteriora su salud. Si has perdido a algún familiar debido a que el cáncer tocó la puerta su casa, podrás entender la impotencia que se siente al no poder hacer nada, más que verlo morir poco a poco. “El último día que lo vi, estaba en su cama y todos orábamos alrededor” nos terminó de contar Ana. “Fue una pesadilla y no le deseo eso a nadie”.

No importó la universidad de donde se había graduado, la zona en donde tenía su casa, las personas que conocía ni el modelo de su carro.  El cáncer cobró la vida de su tío y seguirá haciéndolo con el resto del mundo.

¿Quién no conoce la historia de Lance Armstrong y sus pulseras amarillas? Él poseía fama, éxito, salud y todo esto no importó al momento de enfrentar el cáncer testicular con tan solo 25 años. Afortunadamente, logró vencerlo y actualmente continúa con su carrera de ciclista. O bien, ¿dónde queda el poder de Hugo Chávez ante el tumor que le detectaron hace un año?  Hollywood también ha sufrido pérdidas importantes como Farrah Fawcett, una de las mujeres más sexys de la televisión en los años 70’s en el programa Ángeles de Charly.  Cada uno de ellos pasó por momentos difíciles.  Armstrong se repuso, Chávez sigue en tratamiento y Fawcett falleció. Cada uno comprendió que el cáncer es una enfermedad que te vuelve humilde, que te demuestra que al fin y al cabo eres igual a todos los demás.

Es por esto que en Guatemala contamos con varias instituciones que ayudan a las personas de escasos recursos para tratar de combatir varios tipos de cáncer.  Existe la Liga Nacional Contra el Cáncer y la Fundación de Amigos Contra el Cáncer que brindan todo tipo de apoyo y alternativas a personas enfermas y a sus familiares. También se encuentra The Max Foundation que ayuda a pacientes específicamente con cáncer en la sangre, la Fundación Ayúdame a Vivir que da ayuda en los tratamientos de niños y muchas otras organizaciones fundadas por personas que están dispuestas a no darse por vencidas.

Sin importar si estás sano o enfermo recuerda que hay maneras de prevenir una muerte por el cáncer.  Realizar un chequeo médico cada año para asegurarte que todo marcha bien es lo ideal.  El historial de tu familia es primordial; si alguien ha muerto por algún tipo de cáncer, el riesgo a desarrollarlo es el doble. No comer carne roja, comida chatarra, gaseosas, exponerte al sol sin bloqueador y hacer ejercicio son otros de los consejos que tenemos que tener en mente.

Nunca se está listo para enfrentar esta enfermedad, pero sí es posible detectarla a tiempo y no dejar que tome el control de nuestras vidas.




Autor de este artículo

Laysa Palomo

El esfuerzo y la actitud hacen la diferencia. ¿Que he aprendido a tan corta edad? Que de todas las personas se aprenden grandes lecciones para aplicar en tu camino.