By Isa Contreras
Posted: Updated:
0 Comments

La participación del gobierno en la economía de un país es necesaria para el desarrollo óptimo de la misma. Por medio de las regulaciones generales del comercio, se asegura un mercado de libre competencia justo e igualitario para todos los participantes. El libre mercado no se debe ver obstruido por la participación del Estado de forma moderada en sus actividades. Todo extremo ideológico en la actividad económica es dañino, ya que se convierte en un utopía. La combinación de ideologías y sistemas económicos crea un balance en el sistema, el cual produce más ganancias para todos los participantes. Ningún sistema económico es perfecto, sin embargo hay pruebas concretas que soportan la combinación de ambos opuestos. Esto me lleva a pensar:

¿Realmente es la participación del gobierno en la economía incompatible con los principios de libre mercado?

El libre mercado no es incompatible con la participación del gobierno en la economía. Para comprender este concepto, primero es necesario ahondar sobre lo que significa un libre mercado. En este modelo económico los oferentes y demandantes interactúan libremente; los vendedores pueden elegir el precio y producto que desean vender; y los compradores pueden elegir libremente qué productos comprar. La principal característica del libre mercado es la falta de intervención del Estado en su proceso económico, sin embargo este solo es eficiente cuando se encuentre cerca de la competencia perfecta. Esto es, cuando existe un alto número de vendedores y compradores de modo que ninguno de ellos puede afectar el precio del mercado. Además, no deben existir barreras significativas a la entrada o salida de modo que se asegure la libre competencia. El libre mercado está destinado a fallar cuando no existen las características necesarias para una  competencia justa de mercado.

En un país como Guatemala, donde la desigualdad es extrema en todos los niveles, un modelo económico de libre mercado no puede existir de forma efectiva.

 

Por otro lado existe la ideología socialista, la cual soporta la repartición de bienes de forma igualitaria. Es el completo opuesto de la economía capitalista, en especial el libre mercado. El principal fin es la construcción de una sociedad justa y solidaria, libre de clases sociales y que cuente con un reparto de riqueza igualitario. De nuevo basa sus principios en ideas utópicas que no aplican en una sociedad real. Este modelo económico propone que el Estado debe planificar y controlar todos los aspectos relevantes al mercado. Sin embargo, con el paso de los años se ha adaptado esta postura hacia la apertura del libre mercado con una intervención mínima del estado. “Bajo ciertas premisas básicas como el control de los gobiernos en el ámbito económico y financiero y la protección del ciudadano para evitar situaciones de desigualdad o abuso social. Se trata de sistemas económicos mixtos conocidos como socialismo de mercado o socialdemocracia.” (Sánchez, s.f.).

El equilibrio entre libre mercado e intervención del gobierno en la economía es clave para que el sistema económico de un país funcione.

Los extremos son dañinos e irreales, basados en principios utópicos que no aplican en la diversidad social de un país. Los ejemplos más claros de la eficiencia de un sistema social democrático y/o una economía social de mercado (ligeramente distintos pero comparten el principio de combinar el libre mercado y la intervención del estado) son Noruega, Islandia, Finlandia, Alemania, etc. Todos estos son países que funcionan, tiene altos niveles de educación, empleo, salud y bienestar social. Estos países son el claro ejemplo de que si se deja atrás el maniqueísmo y se combinan ideas, la economía de cualquier país puede prosperar.

Related Posts

Existen lugares simbólicos en las ciudades de Latinoamérica que son núcleo del crecimiento...

Hoy se conmemora el Día Internacional de la Madre Tierra como un recordatorio del increíble planeta...

/Por: Edil Daniel   IMAGEN  Froto mi lenguaje en el te deseo. Envuelvo mis palabras en el...

Leave a Reply