By Rincón Literario
Posted: Updated:
0 Comments

Juan José Pinzón/

Arrasadas quedaron las casas,
Arrasadas quedaron las milpas,
Y mi hermano ya no vino;
Ya son las cinco.

Y mi hermano ya no volvió,
La casa la quemaron;
Muchos niños murieron;
Ya no se conocían mis niños.

Sin sal nos quedamos ocho años,
No había ropa,
Y dormíamos sin casa en el cerro.

Así fueron nuestros tiempos,
Así fue que nos pasó.

Y si yo he de morir en algún momento,
Quiero que se sepa mi historia.

 

El viernes 10, sábado 11 y Domingo 12 de Noviembre estuve en La aldea Xix en Chajul, el Quiché conversando con sobrevivientes de las masacres y la vivencia en la region ixil durante el conflicto armado interno. Este poema está inspirado en el testimonio de Ana de León, mujer indígena de el Nebaj, de la etnia ixil, que fue víctima de el conflicto armado interno. Fue desplazada durante la década de 1980.

Related Posts

Por: Pablo Arrivillaga Dime, dulce reina De qué constelación vienes Por qué una ciudad inundada...

Durante la última década hemos visto una serie de cambios en el transporte público de la ciudad de...

Wendy Edelmira Samayoa...

Leave a Reply