By Brújula
Posted: Updated:
0 Comments

Dámarys Vanessa Godínez/ Colaboración/

El fallecimiento de 40 niñas en el Hogar Seguro  Virgen de la Asunción es un hecho que da lugar a múltiples y diversas interpretaciones de la situación del Estado. Es un hecho lamentable, por supuesto, ya que no falleció una o dos, fallecieron 41. Estas niñas como todos nosotros eran seres humanos, independientemente de la situación que las llevó a estar bajo el resguardo del Estado.

Muchas de las personas a las que he escuchado hablando de esta situación han dicho: esas niñas no eran unas santas, estaban locas, eran enfermas mentaleslas menos vulgares de las que he escuchado.  A esas personas que dijeron que no eran unas santas, por supuesto, nadie es santo.  A los que dicen que estaban locas y eran enfermas mentales, están generalizando; el Hogar resguardaba a víctimas de violencia física, psicológica y sexual, con discapacidad leve, abandono, niñez en situación de calle, con problemática adictiva, víctimas de trata, explotación sexual comercial, laboral o económica y adopciones irregulares. No estaban enfermas mentales y no eran “locas”.

A todo esto, muchos son indiferentes, otros piensan que se los merecían y otros que es lo más injusto que les pudo suceder. A 2 semanas de este acontecimiento, hemos cambiado las páginas de nuestras vidas y hemos dejado en el olvido un hecho controversial que nos da a entender la situación en la que vivimos, que nos afecta y que nadie está fuera de ella. Como sociedad estamos mal, somos indiferentes y no nos sorprende una situación como esta porque “es normal”. No tenemos solidaridad con el prójimo, uno de los valores principales en un país arraigado en la religión y la moral, incoherente ¿no?

La Secretaria de Bienestar Social por medio de los hogares brinda protección residencial temporal a los niños, niñas y adolescentes que hayan sido separados de sus progenitores o tutores a consecuencia de la vulneración de sus derechos, referidos por orden de Juez de Niñez y Adolescencia. En teoría,  cada hogar cuenta con un equipo multidisciplinario que brinda atención integral y se realizan terapias individuales y grupales especializadas, promoviendo la superación de vivencias traumáticas y la restitución inmediata de sus derechos. Realizan actividades educativas, recreativas, de orientación vocacional y de estimulación oportuna para los más pequeños.

Si usted es de las personas  que piensa que los niños, niñas y adolescentes vivían en las mejores condiciones y lo que realizaron fue un acto de rebeldía; si es de las personas que piensa que los niños, niñas y adolescentes vivían en las peores condiciones y lo que sucedió es consecuencia de la corrupción del Estado, debe de reflexionar si acaso como sociedad  no hemos colaborado para excluir a un grupo determinado.

 Si como sociedad no damos una oportunidad para que se integren estos niñas, niños y adolescentes con una vida dolorosa consecuencia de nuestra indiferencia,  ¿nosotros también tenemos la culpa?

¿Este Hogar contaba con las instalaciones adecuadas?, ¿el personal estaba preparado académicamente para realizar terapias individuales y grupales?, ¿los niños, niñas, y adolescentes vivían en las condiciones adecuadas?, ¿se les brindaba atención integral que les permitía superar las vivencias traumáticas?, ¿gozaban los niños, niñas y adolescentes completamente de sus derechos? , ¿se realizaban actividades recreativas?, ¿qué tipo de educación recibían?, ¿cuáles eran las condiciones de vida antes de ser resguardados por el Estado?.  Independientemente del comportamiento de los niños, niñas y adolescentes; el Estado por medio del Hogar seguro debe de proteger la integridad de los mencionados y velar para la reintegración de sus huéspedes a la sociedad. ¿También es culpa del Estado?

La Secretaría de Bienestar Social es una extensión del Estado y es una reproducción del sistema estatal. Esta extensión carecía de voluntad política y voluntad civil, carecía también de los fondos necesarios para funcionar de la mejor manera, carecía de control de sus trabajadores y carecía de proyección. ¿Acaso todo esto no es lo que vivimos día con día? No existe la voluntad política para responder a las necesidades del pueblo y no existe la voluntad civil para ejercer los derechos ciudadanos, colaborar con el Estado y exigir las demandas. No tenemos voluntad para parar los actos de corrupción e impunidad desde las mínimas acciones. No queremos trabajar, queremos que el Estado nos mantenga, todo es culpa del Estado, peno no nos damos cuenta que nosotros mismos colaboramos para que todo lo que vivimos suceda. No existen los fondos suficientes para que todas las instituciones del Estado funcionen adecuadamente, desde las escuelas, hospitales, centros de salud y ministerios hasta museos. El Estado carece de control sobre sus trabajadores para que realicen las actividades asignadas, carece de control en sus finanzas, carece de control sobre sus intereses propiciando una ambiente de sobornos, corrupción e impunidad; carece de proyección social y estatal, es conformista no tiene visión y no tiene misión, igual que nosotros.

No nos dejemos llevar por pensamientos y acciones mediocres tanto del Estado como de nuestra sociedad.Nosotros tenemos la culpa de la situación en la que estamos. Nosotros por medio de nuestras acciones afectamos a los que nos rodean en una magnitud impensable. Quizá, lo que nos hace falta es caer en la desgracia para darnos cuenta que no vale la pena hacer sufrir al otro, que no vale la pena tener mucho dinero, que no vale la pena ser reconocido a gran escala, que nada vale si no tenemos la capacidad de sentir el dolor ajeno, ser solidario y ser humano. Este acontecimiento tan desgarrador, es un llamado a ser mejores, ser una sociedad más justa, a ser cada vez más humanos y que el Estado responda verdaderamente a nuestras necesidades.

Al final del día el Estado está conformado por miembros de nuestra sociedad, por lo que también es nuestra culpa.

Imagen

About the Author
Related Posts

Las encrucijadas de la vida son las que le dan un toque más colorido a los fragmentos que nos...

Guatemala ocupa el sexto lugar de desnutrición crónica a nivel mundial y presenta la mayor...

 Mi novia Brenda y yo nos conocimos en la universidad gracias a unos amigos. Brenda es una mujer...

Leave a Reply