By Isa Contreras
Posted: Updated:
2 Comments

Isabel Contreras/

El estudio sin deseo estropea la memoria y no retiene nada de lo que toma.” Leonardo da Vinci

Cuanto antes termines tus estudios mejor, ¿no? Los pobres adolescentes no saben ni cómo se llaman y el sistema ya los quiere inscribir en la universidad. ¿Cómo vas a saber qué te gusta si no sabes quién eres? No quiero generalizar, hay muchos jóvenes que saben que quieren ser doctores desde que tienen 5 años, pero ¿y el 95% que no tiene ni idea de qué significa una carrera universitaria?

Solamente una pequeña minoría de jóvenes guatemaltecos tiene el privilegio de asistir a la universidad en nuestro país y tristemente la mayoría no sabe qué carrera escoger.

Se ven obligados a elegir algo que “suene bien” o “sólo dure 4 años” con tal de obtener un título. Pero, quién dice que hay prisa, quién fue la persona que estableció que no se puede perder un segundo de nuestro valioso tiempo fuera de una entidad educativa. Si no sabes qué quieres en la vida, mucho menos sabrás qué carrera estudiar. Primero deberíamos encontrarnos como personas, descubrir nuestros intereses y pasiones antes de hacer un compromiso de 5 años con una carrera que no nos gusta.

Siempre he pensado que si no sabes qué estudiar, no deberías empezar una carrera todavía.

Como mi mamá me dijo cuando decidí tomar un año sabático al graduarme del colegio: “La universidad no tiene pies, ahí se va a quedar para cuando sepás qué estudiar.” Sin duda el mejor consejo que me han dado. Tomé un año sabático, trabajé, viaje, aprendí un nuevo idioma, crecí y descubrí quién era realmente. Ese el consejo que le doy a toda persona que conozco. Salir de la burbuja que llamamos realidad; conocer personas de otras nacionalidades, edades, preferencias sexuales, ideologías distintas a la nuestra y ampliar los horizontes de nuestra mente. Se aprende más en la vida que en un salón de clases.

Si se va directo del colegio a la universidad, a un trabajo, luego la maestría… ¿Cuándo se vive? La vida no se basa solo en estudios, trabajos y títulos universitarios. Todos deberíamos ser un poco más irresponsables y no seguir las reglas establecidas por el sistema. No quiero decir que todo joven que se sienta perdido debería convertirse en mochilero (¿o sí?), pero si no se tiene una identidad propia, lo más probable es que la educación no logre complementarnos como personas. La educación no debería ser una competencia por ver quién saca el menor tiempo, no hay prisa. Conozcamos quiénes somos, cuáles son nuestros intereses, tomémonos un descanso del sistema educativo y todo va a salir bien.

Related Posts

Guatemala como es su nombre Nahualtl “Quauhtlemallan” significa “Lugar de muchos árboles” es un...

Seguramente estarás familiarizado o habrás escuchado hablar alguna vez del efecto mariposa, ese...

Antonio Reyes Para quien no conozca quién era Calístenes. Fue un historiador griego (sobrino y...

2 Comments
 
  1. Stuard / 18/04/2018 at 08:57 /Responder

    muy interesante, me ayudo bastante esta reflexion, en mi caso el sistema te obliga a trabajar y es necesario un estudio para ser tomado en cuenta.S

  2. Ricardo / 23/04/2018 at 13:07 /Responder

    Yo dejé de estudiar por un semestre cuando estaba en segundo año de la u. Lo hice por razones familiares y empecé a trabajar para llevar dinero a la casa. Nunca me hubiera imaginado que ese sería el semestre más importante de mi tiemoo en la u. Después, conservé ese trabajo hasta graduarme y creo que me fue mucho mejor que a mis demás compañeros. ¡La u no es carrera muchá!

Leave a Reply