By José Andrés Franco
Posted: Updated:
0 Comments

El perder el control es una preocupante, pero es aún más complicado encontrar la manera de recuperarlo. La necesidad de volver a un orden o regresar las cosas “como deberían de ser”, puede provocar que se tomen decisiones muy malas y poco inteligentes. Pero sí se conocen las herramientas y los recursos que están al alcance, el camino es más claro para lograr el objetivo, por muy perverso que sea.

El caso de financiamiento ilícito colocó al Ejecutivo como al partido oficial, en una posición en donde perdían el control. La sombra de la renuncia de Otto Pérez Molina se hacía presente desde que se eligió la comisión pesquisidora que conocería el antejuicio de Jimmy, la cual quedó integrada en su mayoría por partidos políticos que no son aliados al gobierno. Ademas, el convenio de cooperación entre la CICIG y el TSE para apoyar la investigación en materia de financiamiento electoral y utilización de medios de comunicación, se tomó como una amenaza directa hacia el Ejecutivo.   

La idea de sacar a la CICIG era bastante clara, pero la forma que habían elegido el año pasado fue un fracaso. Esta vez la estrategia fue mejor elaborada, pero no deja de ser perversa.

El no renovar el mandato de la CICIG, no significa que la Comisión tenga que terminar sus labores y que su personal tenga que salir del país inmediatamente. A la Comisión todavía le falta un año de labores, que técnicamente y hasta el día de hoy, estaría terminando el 3 de septiembre del 2019.

Esta vez el Ejecutivo tomó la decisión de mostrar su alianza con las fuerzas armadas, de forma más explícita (y descarada). Los vehículos militares fueron una muestra de control y dar a entender entre líneas que “estás en mi territorio y éstos son mis recursos”. Más allá de miembros del gabinete en la conferencia de prensa, detrás del presidente habían militares (en su mayoría) y personal de la PNC.

El mensaje (o moraleja en su defecto) que el presidente quería dar a entender era “yo tengo el control y ellos me respaldan”. Es una alianza entre la burocracia que se encuentra dentro del Gobierno junto con las fuerzas armadas. Alianza que les brinda cierta tranquilidad y al mismo tiempo un cierto “respeto” que el Gobierno percibe que estaba perdiendo, dados los casos de corrupción en su contra y los diferentes problemas que presenta para gobernar el país.

Es por esta razón que fue un trabajo conjunto: La burocracia le brindó al presidente las herramientas y las fuerzas armadas el control que necesitaba.

Lo irónico del caso, es la ilusión de control que le brindan al presidente. Su necesidad de recurrir constantemente hacia las fuerzas armadas demuestra su poca tolerancia a las tensiones que enfrenta su Gobierno y demuestran además quién tiene la correa de quién.

Los mensajes de toda la semana fueron constantes recordatorios de que tampoco se tiene control de nuestras vidas. Las mujeres no tienen el control de su cuerpo: tienen que ser juzgadas por las decisiones que toman voluntariamente y por aquellas que les suceden de forma espontánea. Tampoco desean que tengas el control sobre quién amar o la forma en cómo quieres vivir: Tienes que obedecer a un “orden establecido”

Las acciones que se tomaron la semana pasada no pasarán desapercibidas por la comunidad internacional. Desde el viernes, se han pronunciado a favor del trabajo e la comisión y ha manifestar preocupación por las decisiones tomadas por parte del gobierno. Las consecuencias no tardarán en llegar.

En los próximos días no sería de extrañarse que el Gobierno, miembros del partido oficial y sus diferentes aliados, busquen aprovechar esta demostración de control junto a las fuerzas armadas para aprobar reformas, tener un control más estricto de las manifestaciones y buscarán detener el antejuicio al Presidente.

Solo queda estar pendientes, no perderse en otros temas que buscan distraernos de lo que está pasando y dividir la opinión pública, con prejuicios y total ignorancia.

About the Author

Estudiante de la Licenciatura en Ciencia Política en la Universidad Rafael Landivar, me considero inesperadamente diferente y no me gustan las limitaciones que evitan expresarnos. Me gusta vivir para aprender y aprender para vivir.

Related Posts

Guatemala como es su nombre Nahualtl “Quauhtlemallan” significa “Lugar de muchos árboles” es un...

Seguramente estarás familiarizado o habrás escuchado hablar alguna vez del efecto mariposa, ese...

Antonio Reyes Para quien no conozca quién era Calístenes. Fue un historiador griego (sobrino y...

Leave a Reply