By Rincón Literario
Posted: Updated:
0 Comments

Axel Ovalle/

 

La niña verso

De un montículo insólito,

una pequeña bayadera nació.

Su corazón amparaba un verso:

confeccionar la vida en un son.

 

Hartas ilusiones, buscando ser objeto,

en un mundo propio, mas no el indicado.

Donde los versos no tienen motivo

Y el anhelo no tiene aliento.

 

Enervada de pesares y conflictos,

huyó sin decir a dónde.

Numerosos aluden sus vestidos,

más nadie conmemora su nombre.

 

 

Esperanza 

 

Un llanto desesperado,

lágrimas de cristal riegan las desventuras.

No calla ni confirma;

sin más, se enmascara con disimulo.

 

Un pequeño gesto,

símil de sonrisa a medias.

 

Un tiempo claro,

en cierto Oriente.

La fe que escrutó,

ni en el Occidente.

Related Posts

Por: Pablo Arrivillaga Dime, dulce reina De qué constelación vienes Por qué una ciudad inundada...

Durante la última década hemos visto una serie de cambios en el transporte público de la ciudad de...

Wendy Edelmira Samayoa...

Leave a Reply