By Rincón Literario
Posted: Updated:
0 Comments

/por: Santi DS

Y, sin embargo, te sigo pensando.

Todas las tardes de enero repletas con tu nombre.

Un catorce de febrero sin amor.

Imagino la luz de marzo en tus ojos,

y, como si no te hubieras ido, ya es abril.

Ya no nacen flores de mayo

y cae la lluvia de junio en tus labios.

Llega el diez de julio sin ti para celebrar.

Agosto vino sin tu rostro

y, en septiembre, lo empiezo aceptar.

Una noche de octubre no estás.

El viento de noviembre es tu boca

y diciembre solo queda esperar por otro año más.

Related Posts

/Por: Zwanzig Cuando te conocí, mi corazón latía a mil por hora. Escuchabas mi llanto, la agonía...

/Por: Juan José Pinzón Posaste para mi, a la sombra de la luna, como un ciervo herido, en...

/Por: Edil Daniel    Regalo sensualidad: Te doy mi...

Leave a Reply