By Axel Ovalle
Posted: Updated:
0 Comments

Vivimos en una era digital que está constantemente evolucionando. Se ha creado un nuevo mundo, uno virtual, en el que las redes sociales, son el nuevo modo de vida.

 

Cuando hablamos de redes social, lo que viene a la mente en primer lugar son sitios como Facebook, Twitter o aplicaciones como Snapchat e Instagram, típicos de la actualidad. De acuerdo con la investigación Digital in 2017, realizada por We Are Social, hay 2.7 millones de usuarios activos en redes sociales en todo el mundo.

 

En Internet, las redes sociales han suscitado discusiones como la de falta de privacidad, pero también han servido como medio de convocatoria para manifestaciones públicas en protestas. Estas plataformas crearon, también, una nueva forma de relación entre empresas y clientes, abriendo caminos tanto para la interacción, como para el anuncio de productos o servicios.

 

Para las personas, el tener un perfil en Facebook o en Instagram es estar al día. Enterarse de las noticas, tener entretenimiento, saber de sus seres queridos, amigos o artistas, o bien, pasar el tiempo; sin embargo, el contenido que se ve en estas plataformas puede ir más allá de una simple distracción.

 

“No eres demasiado bonito/a” ese es el mensaje que escuchas todos los días, tal vez no te lo dicen así, pero es cómo te sientes luego de ver las publicaciones que comparten las grandes marcas de ropa, maquillaje, entre otras. Si sigues tratando de imitar las imágenes a las que les das “like” solo conseguirás sentirte más vacía/o en tu interior. Deja de compararte y volverte loca/o. Ese estrés y ansiedad es lo que las compañías y marcas quieren que sientas para que sigas consumiendo sus productos.

 

Así describe, Richard Williams, mejor conocido por su nombre artístico Prince Ea, el mundo de las Redes Sociales y la necesidad de pertenecer a un grupo que adolescentes y jóvenes tienen.

 

Prince Ea es un artista estadounidense poeta, rapero y productor de cine. Sus videos en YouTube han recibido más de mil millones y medio de vistas, y cubren una amplia gama de temas, tales como la ecología, la raza, el equilibrio vida–trabajo y la espiritualidad.

 

En su video DEAR GIRLS, YOU’RE UGLY (queridas niñas, ustedes son feas), retrata la inseguridad y obsesión que podemos llegar a desarrollar si manejamos mal las redes sociales, si dejamos que el contenido, estereotipos y mensajes que se comparten en nuestro inicio nos afecten de manera personal.

 

Es por eso que, si llegamos a sentirnos dependientes de este universo virtual, lo mejor es que nos tomemos un descanso de las redes sociales. Podemos empezar por desactivar las notificaciones de los dispositivos móviles, priorizar otros pasatiempos, actividades y pasiones, limitar el tiempo en las redes sociales o designar horas para revisar nuestro perfil.

 

Te comparto el enlace del video de Prince Ea y te invito a que reflexiones al respecto

 

About the Author

Querido alguien: No sé cómo te llamas ni dónde paseas tus tristeza, pero sé que algún día me encontrarás.

Estudiante de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Rafael Landívar. Escritor Incauto, poeta, prisionero y fiel.

Related Posts

Las encrucijadas de la vida son las que le dan un toque más colorido a los fragmentos que nos...

Guatemala ocupa el sexto lugar de desnutrición crónica a nivel mundial y presenta la mayor...

 Mi novia Brenda y yo nos conocimos en la universidad gracias a unos amigos. Brenda es una mujer...

Leave a Reply