By Daniel Monroy
Posted: Updated:
0 Comments

La mayoría de tiempo el debate se centra en los cambios y las reformas que necesita el país en materia política y económica, lo cual es necesario y urgente. Siempre se hace hincapié en todo lo que se encuentra dentro de la esfera de lo jurídico y lo político; se habla de la corrupción y cómo debe ser castigada, del financiamiento electoral ilícito, la evasión fiscal, el tráfico de influencias y un sinfín de problemas que deben ser combatidos y que debe haber certeza del castigo para que se haga justicia.

Todo lo anterior es válido y necesario para que el país empiece a caminar. El sistema de justicia debe actuar de manera eficiente, con celeridad y las penas deben ser proporcionales al daño causado. En eso creo que todos estamos de acuerdo. El problema es que nuestras soluciones deben trascender la esfera social; es decir, debemos enfocarnos más en los individuos, quienes al fin y al cabo, son quienes ejecutan acciones en la persecución de sus propios fines.

Sin embargo, me parece que los individuos no cambian por meras disposiciones legales. Podríamos aumentar las penas e incluso tener un sistema de justicia eficiente, que no sería suficiente. De igual manera, podríamos discutir temas álgidos como el trabajo a tiempo parcial, el salario mínimo o el modelo productivo que el país necesita implementar. Si no se trabaja en una transformación cultural e individual, no se va a tener los resultados deseados.

Todos los guatemaltecos deberíamos tener la facultad de ejecutar nuestros planes de vida para poder perseguir nuestros fines utilizando diversos medios para ello. Pueden ser proyectos académicos, empresariales, políticos, etc. Para ello es imprescindible la libertad individual que cada uno goza, que no puede ser ejercida de manera que atente contra los demás. Algo básico que es ignorado por la mayoría. Nos encanta la libertad pero le huimos a la responsabilidad. Confundimos libertad con libertinaje y dicho error es aprovechado por los amantes de la idea de que el Estado tiene que entrometerse en todos los aspectos de la vida.

La idea central debería ser que todas las personas podemos actuar en la consecución de nuestras metas y objetivos siempre que no atentemos contra la vida, la libertad y la propiedad de los demás. Una trilogía bastante simple, pero que engloba los elementos que nos permiten vivir en una sociedad justa y ordenada.

La dificultad surge cuando las ideas imperantes en la cultura y el comportamiento de muchas personas no atienden a dicho principio. Estamos entonces ante un escenario donde la batalla es la de las ideas, que consiste en dar a conocer a todos la importancia y los beneficios de vivir en una comunidad donde todos respetan el proyecto de vida del prójimo. Y ahí está el reto.

En lo personal, considero que la academia es un espacio donde se pueden divulgar las ideas que ayuden a concientizar a las personas sobre la manera en que actúan. Incluso, es interesante debido a que en las universidades y en los colegios es donde se está moldeando el conocimiento de los futuros profesionales del país y de nada serviría la excelencia académica que no abraza principios básicos como el respeto a la vida, la libertad y la propiedad del prójimo.

Considero que la debacle de nuestro país se debe a que hemos fallado en esta premisa básica. Y espero que las reformas político-económicas vayan abrazadas del compromiso ciudadano por respetar los derechos fundamentales de los demás. Si no, quizás solo estemos perdiendo el tiempo.

El cambio es cultural. Primero las personas, después la política.

About the Author

Estudiante en el día y músico por la noche. Amante de las buenas historias y las buenas conversaciones. Escribo para escaparme del bullicio del día a día.

Related Posts

Las encrucijadas de la vida son las que le dan un toque más colorido a los fragmentos que nos...

Guatemala ocupa el sexto lugar de desnutrición crónica a nivel mundial y presenta la mayor...

 Mi novia Brenda y yo nos conocimos en la universidad gracias a unos amigos. Brenda es una mujer...

Leave a Reply