By Tik Naoj
Posted: Updated:
8 Comments

AL REVES

Diego Albúrez/Asociación Tik Naoj/ Opinión/

Prensa Libre publicó el 25 de mayo un reportaje sobre agresiones verbales e “insultos racistas” recibidos por miembros de una comunidad judía ortodoxa en San Juan La Laguna, Sololá. Esta columna reflexiona sobre las reacciones ante esta noticia.

El diario digital República.gt publicó el mismo día un artículo muy similar al de Prensa Libre llamado, “Indígenas guatemaltecos piden expulsar a comunidad judia (sic)”. La imagen que acompaña al texto muestra a un grupo de fieles católicos indígenas ¡en San Pedro Sacatepéquez! Veamos otro caso similar, una publicación de Edgar Ortiz reflexiona sobre el hecho. Esta vez la imagen que encabeza la entrada retrata a otros “indígenas”, ¡esta vez de San Juan Sacatepéquez! Es decir, poblaciones que además de vivir en otro departamento incluso hablan otro idioma.

¿Será que los autores no tenían a mano una foto de San Juan la Laguna? O quizás no les importó que los indígenas de la foto no fueran en realidad los indígenas del reportaje, porque al parecer para ellos no importa de dónde sean, en el fondo todos los indígenas son iguales. Sorprende su capacidad de generalización, sobre todo porque no toda la población de San Juan La Laguna es indígena. De hecho, el reportaje original de Prensa Libre no habla de la pertenencia étnica de los agresores.

Una cruel manipulación fotográfica en la publicación de Edgar Ortiz ha agregado esvásticas nazis a los antebrazos de las mujeres y bigotes hitlerianos a los hombres (de San Juan Sacatepéquez, recordemos). La referencia a Hitler aparece también en la columna de opinión de Estuardo Zapeta, “Indígenas racistas”. Una vez definido que el hecho fue cometido por “los indígenas”, no por los habitantes de San Juan La Laguna, el próximo paso es equipararlos con los nazis. La participación de judíos ortodoxos en lo ocurrido facilita esto, claro, pero es inevitable ver una referencia al proceso por genocidio que continúa en el país. Equiparar a la población indígena con los autores del peor genocidio de la historia es cínico al extremo, sobre todo cuando se discute si esta misma padeció de genocidio durante la guerra.

Lo ocurrido en San Juan es lamentable, pero igual de preocupante es el júbilo con que la noticia fue recibida y reproducida por diarios y columnistas.

¿Por qué la alegría al hallar prueba del “racismo al revés”? ¿Justifica esto, acaso, la otra discriminación, el racismo del ladino? Me cuesta creerlo y lamento no compartir la satisfacción.

About the Author

MISION:
Somos un grupo, que brinda herramientas analíticas para fomentar una visión crítica en temas relacionados a pueblos indígenas, juventud, participación política y proyectos sostenibles.

VISION:
Contribuir al establecimiento de grupos de actores que incidan políticamente en los contextos en que se desenvuelven.

OBJETIVO:
Empoderar a la juventud a través de conocimientos para incidir política, social, económica y culturalmente en sus contextos.

Related Posts

“La educación científica de los jóvenes es al menos tan importante, quizá incluso más, que la...

Parecía que se me estaba haciendo costumbre. Una vez más estuve deambulando en el mismo lugar al...

El día de las elecciones está cada vez más cerca, o, mejor dicho, las elecciones están a la vuelta...

8 Comments
 
  1. Edgar Ortiz R. / 16/06/2014 at 10:26 /Responder

    Buenos días. Mi artículo es una critica a la gente que justifica la actitud racista que reportan los medios de comunicación en contra de los judíos. No es un ataque a los pobladores. Por eso aclaro al comienzo de mi artículo que me habría importado poco de no ser por los múltiples comentarios en apología de estas conductas que vi en las redes sociales.

    Respecto de la foto en ningún momento se sugiere que exista nazismo en esta comunidad. Sería un disparate afirmar tal cosa. Es lógica y evidentemente en tono irónico.

    • Diego Alburez / 27/08/2014 at 12:55 /Responder

      Hola, Édgar, perdón por la respuesta tardía, pero como dicen, ‘se me fue la onda’. Mi artículo nace de la misma inquietud: por qué este hecho fue tan popular entre los usuarios de las redes sociales (que, recordemos, no representan al guatemalteco ‘promedio’)? Evidentemente, encontramos explicaciones distintas. Yo trato de resaltar lo sardónico de la ecuación “indígena=nazi” y el hecho que quienes optan por esta vena “humorística” no hacen referencia alguna al juicio por genocidio, que evidentemente está implícito. Non abogo por ninguna forma de segregación, pero es lamentable que nuestra ‘inteliguentsia’ se pronuncie únicamente por este tipo de hechos.

  2. Carlos / 23/08/2014 at 17:41 /Responder

    Nacismo en Solola miren este video https://m.youtube.com/watch?v=mwaMASsOkRU

  3. Gabriela Maldonado / 26/08/2014 at 18:17 /Responder

    Lev Tahor es el nombre de la secta Judía ultra-ortodoxa que a principios de año se mudo para San Juan La Laguna, Sololá.

    Alrededor de 200 integrantes de esa secta ahora viven en San Juan, pero son originarios de Canadá donde se les acusa de abuso de menores, matrimonio de menores, negligencia y uso forzado de drogas para el control de comportamiento, lo que llevo a la corte de Quebec solicitar la captura de 14 niños. Su mudanza a Guatemala es aparentemente ilegal; otros miembros estan en Trinidad y Tobago.

    Es más, organizaciones Judías legitimas no apoyan las practicas de Lev Tahor. En Israel, donde el grupo se originó, Lev Tahor esta siendo investigado por acusaciones similares a las de Canadá y su fundador fue condenado por secuestro.

    El hecho de que los ancianos indígenas no aprueben la presencia de Lev Tahor dentro de San Juan no es una muestra de “racismo al revés”. Los ancianos no están en contra de la comunidad Judía ni de su religión, sino que su preocupación es con los miembros de esta secta en particular.

    Así, esta situación debe entenderse como una medida para proteger a los habitantes del lugar de posibles agresores.

    ¿No estarían ustedes igualmente preocupados si personas acusadas de abuso de menores se convirtieran en sus vecinos, 200 vecinos nuevos de la noche a la mañana?

    • Diego Alburez / 27/08/2014 at 12:59 /Responder

      Hola, Gabriela, gracias por el comentario. La columna se llama ‘Racismo al revés’, pero al leer en detalle verás que, de hecho, es una crítica a los apologistas de este término.

    • alvertito / 29/08/2014 at 12:34 /Responder

      Excelente gabriela, gracias por compartir esta informacion, es una luz a la ignorancia de nuertra “gente”, es posible buscar una forma de publicar ésto en medios públicos de los mas populares????

  4. Gabriela Maldonado / 26/08/2014 at 19:43 /Responder

    Y para leer la historia desde el punto de vista de un miembro de la comunidad Tz’utujil:

    http://aquiviventzutujiles.blogspot.com/2014/08/una-historia-para-contar.html

  5. Tik Na'oj / 28/08/2014 at 21:47 /Responder

    Este artículo trata precisamente para reflexionar sobre los actos de racismo y como varios medios de comunicación aprovecharon este tema para generar en el imaginario social “indígenas malos y racistas”. Nuestro objetivó es crear una reflexión amplia sobre el tema y como muchas veces estos conceptos pueden ser utilizados con pocos argumentos.

Leave a Reply