By Rincón Literario
Posted: Updated:
0 Comments

Latente en mis sueños estás,

aferrado a mí como un deseo.

Si tuviese alas, volaría y

te diría: “encontrémonos en la cima”,

para que descubrieses

el cielo que te he regalado.

Por el resto de los días,

el cielo sería tuyo.

 

Ahora solo ansío a tu lado estar,

deleitándome con soñar.

Related Posts

Indistintamente de la clase económica que sea una persona me he relacionado con tantos y he...

Lizza Flores/ Al caminar por la vida, transcurren muchas situaciones que nos hacen sentir de alguna...

/Touchants Ni el fuego, Ni el oscuro, Ni el repudio, Ni el odio a tus ancestros, Ni la sangre del...

Leave a Reply