La vida no es estática, es una transformación constante, un viaje. Estos cambios tiene un principio y un final, las cosas, personas, lugares que ayer estaban mañana pueden esfumarse de nuestro presente. Aceptar que la vida cambia nos permite vivir el presente, el aquí y el ahora sin preocuparnos de sí lo perderemos o...