Mi bella zona dos. A parte de ser la mejor zona (porque ahí vivo yo), es un lugar precioso para salir a caminar. Es un santuario natural y un lugar con una vibra distintiva: residencial, pero no tanto; cultural, pero sin ser agobiante. Es un equilibrio entre lo tranquilo, lo histórico, lo natural y lo...