Juanfer Pellecer/ Atravesó el cuarto intentando, con sus últimos esfuerzos, poder ver. Cuando él nació, nació vestido y con los ojos bien, pero bien abiertos, para absorber al mundo enterito. Sus padres escogieron un nombre sonoro: i, ese, ese, a, a, ce; aunque más tarde, ellos mismos admitirían que él escogió su...

Daniela Archila/ La primera parte puedes leerla aquí   Mariana ya creció, tiene 24 años y está recostada en los barandales de su balcón, vive sola. A todo volumen, suena una canción de Enrique Bunbury mientras se fuma el cigarro de todos los días. Ella sabe que ese artista es el favorito de su fantasma más llorado, esa...

Luis Pedro Véliz/ Se levanta de la cama y pone el pie izquierdo, es zurdo. Quizá amaneció con la extremidad correcta. Son las nueve de la noche y está estrenando resaca, como todos, como muchos, o como pocos. Si no empiezo ahorita esta me termina de alcanzar. Si la prendo ahorita, mañana amanezco sin goma. Como la...

Gabriela Sosa/ Observaba como la llama bailaba en sus dedos, cuando sentía que las punzadas empezaban a profundizarse, dejaba caer la cerilla entre las piedras frente al altar. Nunca le había temido a ese elemento tan misterioso; de pequeña le gustaba mirar de lejos como su madre prendía las veladoras, aunque nunca le...

Mario Valdizón/ A Madelynne de León, Villanovana-Jalpatagüense Un día llegó y no quiso apartarse de mí. Nunca se dejó ver completamente y en parte, nunca quise verla; y hablo de ella en femenino porque solía sentir en su existencia ademanes propios y similares al de vastas féminas con la que he tenido placer o...

Luis Pedro Véliz/ Cada noche que usted no pasa por aquí: me quito los lentes y me recorro el cabello con la mano. Me ajusto el bigote, tenso la mandíbula, muerdo un poco el labio. Cada noche que usted no pasa por aquí: uso cincho, los calcetines van altos, la luz va apagada. Tiendo la cama, arreglo las almohadas, abro...

 André de Suremain Grajeda/ Llegué caminando vagamente. Ahí en la esquina me esperaba el café de siempre, como bus en la parada. No miraba caras, no buscaba a nadie… no esperaba nada. Con las manos metidas entre aquel sobrio saco que compré en un ayer que olvidé, avanzaba lentamente. Entré. Bajé ligeramente mi boina,...

Luis Pedro Véliz/ Javier Riera, 26 años. Levantador olímpico de pesas a medio tiempo, agente de call center el resto. Ubicado en tiempo y espacio olímpico, desubicado respecto al levantamiento de peso. La eterna aspiración javeriana fue marcharse del país, con cualquier excusa y bajo cualquier circunstancia. Atado a...

Daniela Archila/ Vajilla sucia en casa vieja con paredes de ladrillo, ambiente acogedor y olor de hogar, de sueños frustrados y anhelos.  Un patio con paredes despintadas y macetas de antaño, una familia apresurada, siempre corriendo a trabajos mal pagados y explosivos por vivir en un país donde se muere trabajando...

Roberto Nájera/ Y ahí estaba yo, un hombre tan común y tan corriente que solo había heredado el nombre de mi padre y el apellido de mi abuelo. Parecía que este mundo no necesitara más héroes, que debía seguir el orden de la vida, nacer, crecer, intentar vivir y posteriormente morir, únicamente mi misión sería...