Cuando era pequeña, recuerdo que me encantaba ir a la tienda de la esquina de mi casa y comprar unos Nachos Diana para comer con mucho limón. Bueno, todavía lo hago y no solamente con nachos. Recuerdo que cuando estaba en el colegio las señoras que vendían ahí, siempre tenían cosas con limón y era lo mejor para la...