Cuando tenía cuatro años me di cuenta que mi padre -a quien adoraba-, necesitaba protección de  mi madre, quien a su vez era intolerante, exigente y aparentemente fría.  Mi padre la llamaba diariamente antes de salir del trabajo para comunicarle que ya iba para casa.  En esa época no teníamos automóvil, razón por la...