Me dijo alguien por redes sociales que no puedo hablar de religión porque soy atea. En realidad, en este país urge hablar de religión, así como de ateísmo. Vivimos en un Estado laico, aunque en ninguna parte de la Constitución Política se lee expresamente la palabra laico. Lo que sí se indica, y desde el principio, es...