La vida no es estática, es una transformación constante, un viaje. Estos cambios tiene un principio y un final, las cosas, personas, lugares que ayer estaban mañana pueden esfumarse de nuestro presente. Aceptar que la vida cambia nos permite vivir el presente, el aquí y el ahora sin preocuparnos de sí lo perderemos o...

Isabela Carranza/Colaboración/ Muchas mujeres nos preocupamos por las manchas que aparecen en nuestra piel, en nuestro rostro. Las arrugas y pliegues en el contorno de nuestros labios y en la cornisa de nuestros ojos. Por las libras de más que tenemos y los rollitos de nuestro abdomen. Por las estrías que marcan...