Juanfer Pellecer/ Atravesó el cuarto intentando, con sus últimos esfuerzos, poder ver. Cuando él nació, nació vestido y con los ojos bien, pero bien abiertos, para absorber al mundo enterito. Sus padres escogieron un nombre sonoro: i, ese, ese, a, a, ce; aunque más tarde, ellos mismos admitirían que él escogió su...