“Nada y ni mierda” es la expresión que resuena en mi cabeza mientras me muevo entre bocinas, conductores neuróticos, peatones distraídos y hermanos ciclistas… “Nada y ni mierda” me repito de nuevo, como tratando de entender a qué hace referencia tal expresión, esa forma tan natural de dirigirse a alguien y decirle que su...