Ningún congreso corrupto legisla en su contra. Esta premisa es fundamental para entender lo que nos puede pasar. ¿De verdad creemos que los diputados actuales pueden reformar de manera positiva este sistema? La respuesta segura es no. ¿Y entonces que hacemos? Los caminos son escasos, como Colectivo vemos tres...