Luis Pedro Véliz/ Se levanta de la cama y pone el pie izquierdo, es zurdo. Quizá amaneció con la extremidad correcta. Son las nueve de la noche y está estrenando resaca, como todos, como muchos, o como pocos. Si no empiezo ahorita esta me termina de alcanzar. Si la prendo ahorita, mañana amanezco sin goma. Como la...

Luis Pedro Véliz/ Uno o dos besos en la vida se dan ciertas veces que naufragan y evacuamos de manera retrasada, si es que lo hacemos. Se evidencia la primera fuga en la nave y viene, entonces, la pesadez del agua y la urgencia del escape, de las huidas alternativas. Los botes que tan pronto vemos e intentamos...