Axel Ovalle/   Maldita Maldita tú que con tu belleza, que con tus labios, que con tus ojos has engendrado en mí el deseo. Un deseo tortuoso, lleno de inseguridades, de melancolías. Un deseo de buscar refugio, simpatía en otros brazos, calor en otra cama. Maldita. Maldita tú. Maldita infidelidad.   Verdad El delirio de...