Me encantan las letras y la literatura, pero no soy un ser creativo. No puedo crear mundos mágicos ni historias que trascienden el tiempo. Lo que me apasiona es interpretar, absorber y comprender las ideas de mentes más brillantes que yo. No hay nada que me haga más feliz que decodificar uno de los cuentos de Borges,...