By Alexander López
Posted: Updated:
0 Comments

Alex Febrero 1

Alexander López / Opinión /

¿Te ha sucedido que algún amigo o familiar ha llorado junto a ti y no sabes cómo actuar o qué hacer, o quizás te ha contado algo que te deja sorprendido?

Cuando nuestros amigos o familiares tienen alguna dificultad personal o secreto que contarnos, nuestras reacciones pueden llegar a ser impredecibles. Probablemente, en vez de ayudar, podríamos lastimarlos más que el mismo problema.

Las habilidades para responder a la confianza que los otros depositan en nosotros, se pueden cosechar.

Quizás no seamos expertos en la materia de asistir emocionalmente a alguien, sin embargo, podríamos considerar los siguientes pasos para brindar un mejor soporte ante las malas noticias o secretos que nos dicen:

  1. Escucha sin juzgar: La más principal de todas es escuchar con cuidado y atención. Nuestros amigos necesitan a alguien a quien decirles la tragedia o secreto acerca de ellos.
  1. No intentes cortar la conversación con algunas reacciones tuyas: Expresiones como: “Por favor, no llores”, “¿de verdad estás mal?”, “eso no es nada…”, “No me digas eso porque también sufro”, “¡Oh pobrecito(a)!” son dañinos porque pueden cortar la confianza que depositan en ti o pueden aumentar el sentimiento de victimización en ellos.
  1. Velos con amor: Si tú los ves directamente con ojos molestos y/o sorprendidos, o si tú escondes la mirada, ellos podrían sentirse desaprobados. Es cierto que es difícil mantener la mirada hacia ellos, pero también es cierto que necesitan especialmente de ti en ese momento.
  1. Trata de ser empático: Sentir los mismos sentimientos de otros es una capacidad que no muchos tienen. Sí es difícil para ti sentir lo mismo, trata de comprender y escuchar atentamente. Piensa cómo te verías tú si estuvieras en su lugar y comprende además que ellos necesitan a alguien para compartir sus emociones y pensamientos.
  1. Déjalos llorar: Llorar es una de las mejores formas de mostrar las emociones y sanar el alma. Es uno de los mejores caminos para decir: “Soy humano y necesito tu compañía”. No digas: “¿Porqué estás llorando?”, o “¡Para de llorar!” eso podría hacerlos sentir no entendidos o avergonzados.
  1. Trata de decir comentarios cortos con mensajes positivos: No juzgues los pensamientos o sentimientos con comentarios inapropiados aun cuando ellos te estén diciendo cosas “malas” que jamás hubieras escuchado antes. Las personas necesitan soporte y alivio a sus problemas. Si tú no sabes qué hacer o decir, solo di cuán importante son para ti y que estarás para ellos. Quizás tú no tengas las respuestas a sus problemas pero tú estarás motivándolo para encontrar la solución.
  1. Encuentra información acerca de la situación: La ayuda incondicional y las buenas fuentes de información pueden ayudar a encontrar respuestas a los problemas y entender el significado del problema.
  1. Da abrazos y caricias: Es más conveniente si tú les das algunos abrazos y caricias al final de la conversación. Si tú no estás acostumbrado a abrazar, intenta hacerlo aun cuando sea solo un toque en los hombres o espalda. La calidez del contacto humano puede arreglar incluso el alma más dañada.
  1. Busca ayuda profesional: Si tú piensas que es necesario recomendar ayuda profesional, hazlo. Algunos problemas no pueden ser arreglados por sí mismos o por amigos o familiares. No está mal pedir este tipo de ayuda. Lo que está mal es no agotar todas las instancias que están a tu alcance para hacerlos sentir bien y felices.
  1. Construye mutuamente la felicidad: Nadie tiene las respuestas a todos los problemas, pero mantenerse juntos es una de las mejores formas para encontrarlas y ser felices.

Imagen

Related Posts

No sabía cómo explicarle a mis amigos, a mi familia y a personas desconocidas, cuál era mi labor...

El mundo atraviesa una crisis sanitaria sin precedentes, originada por un virus denominado...

No te voy a preguntar cómo estás, porque medio me recuerdo; estás bien y los años que vienen (a...

Leave a Reply