Sí, esta es probablemente otra foto de la famosa manifestación en la cual el pueblo de Guatemala despertó y se reunió frente al Palacio Nacional el pasado 25 de abril. Sentimientos como indignación, rabia e impotencia ante nuestro sistema de gobierno corrupto, nos reunió a todos ese sábado, donde nuestras únicas armas eran las pancartas, pitos, tambores, sartenes, ollas, cámaras, aplausos y más de 30,000 voces que hacían retumbar la Plaza Central gritando lo hartos y asqueados que estamos que nuestros gobernantes se beneficien y enriquezcan ilícitamente, mientras el resto del país está en crisis. Éramos muchos, incluso más de los que nos imaginábamos, pero al final compartimos el mismo espacio y sentimiento: indignación. Continuemos luchando y haciendo escuchar nuestra voz, para que esta rabia, indiferencia e indignación no muera en las manifestaciones, sigamos construyendo democracia y demostrémosle a esa clase corrupta y al sistema que el miedo y la indiferencia también los perdimos.

Compartir

Otros artículos de interés