By Artes Landivar Abrapalabra
Posted: Updated:
0 Comments

Artes Landívar te presenta a increíbles músicos, Cristobal Pinto, Asimov y Yerimkala. Conoce sus historias, su proceso de creación y más, a través de sus plataformas.

Cristobal Pinto

Es músico y compositor. Es mexicano; sin embargo, reside en Guatemala y tiene una Licenciatura en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Rafael Landívar.

El día que conversé con Cristobal para conocer sobre su vida, irónicamente él hizo la primera pregunta “¿Qué es un músico?”. En realidad, la pregunta surgía como una interpelación a sí mismo, a su forma de concebir la ejecución a larga distancia en tiempos de pandemia.

Con su voz serena, pude notar que sus inquietudes se construyen a partir de un mundo de aprendizaje constante sobre quién es él mismo; tener la valentía de hacer cosas distintas, estar comprometido con la disciplina y desarrollar con genialidad distintos lenguajes musicales.

Cronología

A los 11 años inició en el piano de forma autodidacta, interpretaba piezas de Chopin, Lizst y Rachmaninoff. Esta motivación la obtuvo de su padre, quien es pianista.

En el colegio tomó cursos obligatorios de guitarra, que para sorpresa de sus primeros disgustos, terminó por motivarlo hacia nuevas formas musicales. La influencia de los sonidos de Pearl Jam, Artic Monkeys, RHCP y más, lo llevaron a conformar la banda Yerimkala, de la cual fue compositor e intérprete para el primer álbum y se separó para dedicarse a ser solista de jazz.

El jazz fue un aprendizaje constante. En medio de la confusión, logró asentar las bases para armar estructuras, tensiones armónicas y líneas rítmicas. Aprender este lenguaje ha implicado disciplina, energía mental y concentración. Su sonido se encuentra entre lo expresivo y lo mental.

Proceso de creación

En compañía de otros grandes músicos nacionales e internacionales, su conocimiento sobre el género y composición ha incrementado. Su composición suele ser individual, “es como sentarse a escribir lo que piensas”, me dijo, “es espontáneo y lo completo con la teoría”. Darle una narrativa estará limitado por las herramientas que cada uno tiene.

De esa manera surgieron los discos Dejavú (2017), Maneki Neko (2018). Así como la publicación del libro Tipzz, cursos de teoría y práctica musical.

Puedes encontrarlo en las plataformas de Spotify, Instagram y Youtube.

Asimov

Inició hace ya varios años, aunque fue pensada como una agrupación femenina conformada por Pilar, Luche y una bajista, dos años después la banda fue cambiando hasta que entró Luis Pedro. En 2018 se consolidó la banda con la inclusión de Chone en el bajo. Su ingreso aportó dirección para establecer metas claras, que contribuyeron a consolidar su primer álbum.

Actualmente la banda la conforman Pilar Angel (Guitarra y voz), Luche Reynoso (Batería), Luis Pablo Pérez (Guitarra y voz) y Leonel Campos (Bajo).

Su música podría catalogarse como “alternativa”, con fuerte influencia de géneros como shoegaze, el dream pop, post rock y post punk.

Cada uno de los miembros se ha formado de manera empírica, principalmente por la pasión para crear composiciones propias. A través del juego, la colaboración y la experimentación dentro del cuarto de ensayo, hasta encontrar un sonido propio.

Proceso de creación

El proceso de creación ha tenido una fuerte presencia de improvisación, para explorar ideas entre los cuatro. Se empieza una secuencia y poco a poco se incluyen las demás. Particularmente en Obelisco, el sencillo más reciente, exploró un método distinto. Luche y Chone se reunieron para armar una línea base de batería + bajo, la cual luego le presentaron a Pilar y a Luis Pablo, para empezar a trabajarla a conciencia. Empezada la cuarentena, se continuó construyendo por medio de notas de voz y maquetas MIDI. Ahora por la pandemia, cada quién trabaja sus ideas en casa, se graba y comparte con los otros; para considerar cambios antes que se pueda regresar al cuarto de ensayo.

Luis Pablo me compartió que en este proceso, ”han aprendido mucho de cada unx en el transcurso del tiempo que llevamos tocando, el crear lazos fuertes entre nosotros nos permite también el conocernos musicalmente y confiar en el otrx al momento de tocar y componer”. Quizás su mayor obstáculo ha sido alrededor de “Todo lo que buscamos es desaparecer”, un disco debut, que en su mayor parte fue realizado desde la autogestión y con ayuda de varios amigos. Lo cual agradecen bastante y les ha dado muchos aprendizajes.

Su disco Todo lo que buscamos es desaparecer (2019), está compuesto por siete temas, en este mismo año sacaron “Obelisco”, un sencillo que denota un cambio de sonido y madurez, comparado al disco anterior.

Los pueden encontrar en Spotify, Youtube, Apple Music, Bandcamp y Deezer.

Yerimkala

Es una banda que borra los límites estrictos entre los géneros musicales, su motivación es la de crear música que se disfrute y sea movida.

Sus influencias musicales son diversas y convergen desde quien tuvo formación académica, quien aprendió en la escena urbana con influencia del trash metal, quien fue influenciado por el pop-punk y demás.

Actualmente la banda la conforman Vini Corona (bajo y voz), Aaron Mejía (guitarra), Rodrigo Sierra (guitarra) y ‘Wipe’ Luis Pedro Hoegg (batería).

Cronología

La banda nació cuando estudiaban Comunicación en la URL. En un inicio fue conformada por Vini y Rodrigo, en el camino conocieron a Cristobal Pinto, un año después entró ‘Wipe’. En ese momento se consolidó la banda con dos rolas.

Su música se caracteriza por tener ritmos rápidos, influido por el rock clásico y la experimentación, en su proceso de creación realizan mezclas de distintos géneros con funk, pero no se definen totalmente con este género. Algunos consideran su sonido como progresivo, psicodélico, funk-rock, alternativo… sin embargo, es una especie de rock fusión en general. Con cuatro integrantes, la banda consigue la intimidad de una banda pequeña, la amistad y complicidad del encuentro musical y la capacidad para tener un sonido directo para “hacer el ruido necesario”.

Proceso de creación

Por lo general, el proceso de creación se basa en la improvisación para sacar ideas. Muchas canciones han salido de grabaciones caseras. Alguno graba una frase, la enseña y entre todos empiezan a adornar, hasta que quedan las canciones.

El primer disco salió en un año. El reto que tienen ahora es aprovechar el tiempo en casa y darle dirección a las 20 canciones sin terminar y otras ideas que no han aterrizado.

Rodrigo Sierra me compartía que estar en diferentes proyectos musicales, le ha cambiado la vida; pues ha aprendido de las demás personas mientras comparte el espacio creativo. “Se aprende sobre las demás personas y sobre uno mismo. Se puede aprender de los gustos de los demás, de la vida, su perspectiva y bueno, obviamente todos hemos tenido problemas personales y en la banda tienes el espacio para descargar esa energía y no llevarla a todos lados”.

Cuentan con un disco titulado “Yerimkala” (2017).

Su música se encuentra en Bandcamp, Deezer, Youtube y Spotify.

Related Posts

Por: María Rosa Reyes Hoy los llevaremos a un viaje, un día en las cocinas de familias rurales del...

Sé que hay temas más importantes que este, pero creo necesario abordar algo que en las últimas...

Por ASOCEM La desnutrición infantil en Guatemala, es una problemática que aqueja a uno de cada dos...

Leave a Reply