Es innegable el hecho que en Guatemala la opacidad, el clientelismo y por supuesto la corrupción, reinan en la administración pública e instituciones del Estado. Vivimos en un sistema que brinda los incentivos a nuestros gobernantes, para que se corrompan y actúen no con base al interés nacional o de las grandes...