Por: Gabriela Adyarí De La Rosa

Guatemala es un país libre, pero ¿todas las personas se sienten así? ¿Se puede ser libre en un mundo con barreras?

La falta de estandarización, inclusión y desigualdad han alejado de la sociedad a personas vulnerables con una discapacidad física, mental o emocional, quienes en muchas ocasiones no son incluidos como parte de los estándares de la sociedad.

En Guatemala se ha retrasado la inclusión escolar, laboral y la convivencia normal de la población, en diferentes establecimientos públicos y privados, aunque se han implementado campañas y leyes para crear un ambiente saludable, cómodo e inclusivo; las acciones de la sociedad no se reflejan en todo la país,  especialmente en pueblos y zonas rurales.

La información incorrecta en la sociedad y el desinterés de las organizaciones gubernamentales, encargadas de tomar medidas y crear lugares adecuados para todos los miembros de la sociedad de manera equitativa, se convierte en la barrera más grande en Guatemala, estos grupos de personas están excluidos de las comunidades educativas, puestos de trabajo, áreas recreativas y en casos extremos, el mismo círculo familiar los aíslan por no tener conocimiento de  cómo tratar y abordar  la inclusión, su contraparte “la exclusión”, se extiende más allá de una barrera emocional, porque afecta directamente  las limitaciones dentro del país, al no contar con entornos que contribuyan a su necesidades, hasta crear una discriminación  a su utilidad y eficiencia personal necesaria en la sociedad.

La mayoría de estos grupos están siendo segregados y han experimentado dificultades para acceder a servicios básicos como salud, educación, gestiones y oportunidades laborales.  Es por eso que la inclusión es la mejor forma en que la sociedad puede romper las barreras de la desigualdad y detener la discriminación y segregación de este grupo vulnerable.

¿Dónde vemos la exclusión en la sociedad? 

Guatemala es uno de los países con mayor desigualdad y exclusión social, la población sufre en sus derechos económicos, sociales, culturales y políticos; la “exclusión”se encuentra en la sociedad y se manifiesta en la separación y creación de grupos, según lados opuestos como  género, orientación sexual, educación y analfabetismo, culturas, religiones y apariencia física.  La realidad es que sin importar si posees una discapacidad física o emocional, si estas fuera del margen de “Normalizado”  serás parte de la “exclusión social”  (Nizkor, 2004)

¿Qué causa la exclusión?

La información errónea, falta de aplicación según la “Ley de atención a las personas con discapacidad” en diferentes centros públicos y privados, son la causa principal.

La exclusión es un problema que trasciende desde el pasado, es un tabú que genera discriminación a otras personas por su físico, habilidades, preferencias y no se apoya por una sociedad que sigue las costumbres y culturas. En general no se normalizan los elementos necesarios para las personas que no son parte de los estándares de la comunidad.

Según la “Ley de atención a las personas con discapacidad”se estipulan diferentes artículos, que establecimientos públicos, privados y organizaciones gubernamentales deben seguir para desarrollar una Guatemala inclusiva:

ARTÍCULO 13: Las instituciones públicas y privadas deberán proveer, a las personas con discapacidad, servicios de apoyo para garantizar el ejercicio de sus derechos y deberes.

ARTÍCULO 27. El Estado deberá desarrollar los medios necesarios para que las personas con discapacidad, participen en los servicios educativos que favorezcan su condición y desarrollo.

ARTÍCULO 34. El Estado garantiza la facilitación de la creación de fuentes de trabajo, para que las personas con discapacidad según sus condiciones y necesidades personales, dependiendo de las limitaciones físicas o mentales que presenten.

ARTÍCULO 54.Las construcciones de edificios públicos, parques, aceras, plazas, vías, servicios sanitarios y otros espacios de propiedad pública, deberán efectuarse con el fin de crear el fácil acceso y la locomoción de las personas con discapacidad a los lugares que visiten.

Instituciones que apoyan y velan por la inclusión:

El Ministerio de Trabajo y Previsión Social y el Consejo Nacional para la Atención de las Personas con Discapacidad (CONADI), el pasado noviembre 2019, brindaron reconocimiento a quince organizaciones activas en Guatemala a favor de la inclusión educativa y laboral, con el fin que Guatemala sea un lugar de igualdad.

Organizaciones reconocidas:

  1. Asociación Asperger De Guatemala
  2. Fundación Margarita Tejada
  3. Asociación de Capacitación y Asistencia Técnica en Educación y Discapacidad – ASCATED –
  4. Asociación de Sordos de Guatemala – ASORGUA –
  5. Benemérito Comité Prociegos y Sordos de Guatemala
  6. Jóvenes Constructores – EPRODEP –
  7. Santa Sofía de Jesús
  8. Instituto Neurológico De Guatemala
  9. Fundación Para La Auto realización Y Capacitación Especial De Jóvenes Y Adultos Con Retraso Mental – FACES –
  10. Fundación Guatemalteca para Niños con Sordoceguera Alex – FUNDAL –
  11. Secretaría de Bienestar Social
  12. The Range of Motion Project – ROMP –
  13. Asociación Guatemalteca por el Autismo – AGUA –
  14. Centro de Capacitación Ocupacional – CCO –
  15. Asociación Nacional de Ciegos de Guatemala – ANCG –

 

¿Cómo podemos apoyar y realizar un cambio significativo en el proceso de inclusión?

Al ser parte de la sociedad, podemos buscar información y participar en las diferentes organizaciones que apoyan estos movimientos, porque la inclusión y equidad basada en las necesidades de una sociedad, que vela y aplica educación y oportunidades para aceptar y respetar a todas las personas, es el primer paso para normalizar la inclusión en las generaciones futuras.

¡Todos somos iguales, independientemente de nuestras habilidades y destrezas! ¿Entonces qué vas a hacer, para crear una comunidad inclusiva?

 

Referencias:

 

 

Compartir

Otros artículos de interés